.

LA HABANA, 29 (EUROPA PRESS)

Agua fresca, nada de café ni alcohol y trasnochar lo menos posible son las claves de una larga existencia, aseguró hoy una familia de octogenarios cubana, donde en los últimos meses proliferan los consejos para extender la vida incluso hasta los 120 años.

De acuerdo con la familia de la cubana Ana Montero, donde abundan los nonagenarios, para vivir más y mejor es necesario tomar agua «al tiempo» (no fría), «comer a la hora, descansar cuanto sea posible», someterse al menos una vez al año a un chequeo médico y alimentarse sin grasas, citó la agencia local Prensa Latina.

«Si una persona se baña con agua tibia no debe lloviznarse y si llega sofocado a casa no debe quitarse los zapatos y poner los pies en el piso frío», agregó Montero, que a los 80 años de edad se enorgullece de tener una madre de 99 años y mantenerse activa, alicaída sólo a veces por «un leve dolor de espalda».

Montero se encuentra en Holguín, a 670 kilómetros al este de La Habana, territorio castigado por una feroz sequía. Carga agua para su consumo, busca comida y hace ejercicios, dijo la prensa local al referirse a una anciana que se sostiene con labores de costura y tiene como máxima: «la vida continúa mientras tenga respiración».

Los cubanos crearon el 24 de septiembre de 2003 el «Club de los 120 años», que agrupa a personas de cualquier edad y lugar del mundo deseosas por alcanzar más de un siglo de existencia bajo los consejos del experto Eugenio Selman-Housein Abdo, médico personal del mandatario Fidel Castro, de 78 años de edad.

La agrupación, que forma parte de la Asociación Médica del Caribe, celebró en mayo pasado en La Habana un congreso internacional y prepara otro foro sobre «longevidad satisfactoria», con la nutrición entre los temas centrales, para mayo de 2005, en el Hotel Nacional, emblemático del turismo en la isla.