.

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La gente está más dispuesta a perder su tiempo que su dinero, según un estudio norteamericano que aparecerá en el número de septiembre del «Journal of Consumer Research».

Los autores de la investigación, Erica Okada y Stephen Hoch, catedráticos de Marketing en la Universidad de Washington y en la de Pennsylvania respectivamente, sostienen que «la gente está relativamente segura de cuánto vale su dinero, pero si se trata del tiempo, ya no está tan segura de su valor».

A diferencia de otras investigaciones que se concentraban casi exclusivamente en transacciones monetarias, este estudio empleó el tiempo como una forma de moneda. Un total de 360 estudiantes completaron un cuestionario que les presentaba dos casos diferentes en el que se les planteaba que ya habían consumido un producto que debían pagar con cuatro horas de trabajo o 50 dólares. En un caso, la experiencia con el producto era satisfactoria mientras que en el otro, era negativa.

Okada y Hoch notaron una mayor diferencia en la reacción a una buena y a una mala experiencia entre aquellos que habían pagado con dinero. La diferencia entre los niveles de satisfacción después de una experiencia positiva o una insatisfacción tras una mala experiencia era significativamnete menor entre aquellos que habían pagado con tiempo.

Según Okada, la investigación ha demostrado que los consumidores prefieren asumir un resultado negativo tras haber pagado con tiempo que con dinero arduamente ganado. Esto es así por la ambigúedad en el valor del tiempo, indicó Hoch.