Una sesión de cromoterapia ayuda a superar la depresión postvacional y el estrés de la vuelta al trabajo

El naranja sirve para subir el ánimo a los que han finalizado ya su veraneo mientras que el azul ayuda a relajarse

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Una sola sesión de cromoterapia ayuda a superar la depresión postvacacional y el estrés que provoca la vuelta al trabajo, según explicó hoy a Europa Press Televisión un especialista en esta terapia, Óscar Gómez, mediante la aplicación del color en puntos concretos del cuerpo.

Una sesión en la que se apliquen tonos naranajas, por ejemplo, ayuda a subir el ánimo a los que han finalizado ya su veraneo. Para los que renuevan el estrés de la vida cotidiana, los tonos azules ayudan a relajarse. «No es que el problema desaparezca, pero ayuda a la persona a verlo de otra manera», dijo.

Pero la terapia mediante el color, que se aplica mediante haces de luz y geles de diferentes tonalidades, no sólo es útil para superar estados psicológicos, sino también problemas físicos y de salud. Gómez aseguró que en estos casos, igual que en los anteriores, en una sola sesión «se tiene que notar mejoría», y que el número total de visitas dependerá del problema concreto que se quiera tratar.

Lesiones, problemas en las articulaciones, dolores de espalda, cefaleas, falta de movilidad en alguna extremidad, pulmones dañados por el efecto del tabaco o de alguna afección, e incluso, para mejorar el postoperatorio tras una intervención de cirugía estética, pueden tratarse con el color según los defensores de esta terapia.

COMPLEMENTARIA DEL MÉDICO

No obstante, Gómez aclaró que la cromoterapia no es sustitutiva de ningún diagnóstico médico ni de ningún tratamiento farmacológico, sino que es «complementaria» de éstas. La filosofía de la cromoterapia es similar a la de la acupuntura, que parte de la medicina tradicional china y establece que cada órgano de nuestro cuerpo tiene un punto desde el que puede ser tratado en su totalidad.

Los colores que se utilizan son muy variados, desde los rojos, azules o amarillo hasta los tonos pasteles como el rosa o los secundarios como el naranja. Se aplican mediante un gran haz de luz, o pequeños cuarzos que la concentran en un punto, combinándose o no con geles del mismo color, «para potenciar su efecto», o con otros de color distinto «para complementar su acción», y con la aplicación de ventosas de cristal.

Aunque el número de sesiones varía en función de la dolencia, la generalidad es que no se necesiten más de tres o cuatro, cada una de entre cuarenta minutos y una hora. La técnica es muy novedosa, a pesar de que «el color se lleva usando con fines terapeúticos desde la antigúedad», y ya se aplica en algunos centros de estética, pero Cano se mostró confiado en que se abra paso rápidamente. «El 70 por ciento de la gente viene escéptica, porque se lo ha comentado un conocido, y después de probarlo, se van convencidos», aseguró.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...