.

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Sociedad Andaluza de Medicina Psicosomática, Manuel Alvarez, señaló hoy que «uno de los principales motivos» que desencadenan la aparición del síndrome postvacacional se debe al «mal uso que hacemos de nuestras vacaciones», principalmente, precisó, «a que tendemos a llenar nuestras tiempo de ocio de actividades que, aunque nos son gustosas, terminan pasando factura en nuestro cuerpo».

En declaraciones a Europa Press, Alvarez, quien indicó no obstante que la aparición de este síndrome «es muy normal en los primeros días de la vuelta al trabajo», apostó por «aumentar la calidad de nuestras vacaciones y no ya tanto su duración».

En este sentido, sostuvo que diferentes estudios abordados a tal efecto «han revelado que muchas personas que pasan sus vacaciones en sus pueblos de origen, es decir, reencontrándose con sus raíces han disfrutado de su tiempo de ocio con calidad, lo que les ha permitido adaptarse más rápido y mejor a sus trabajos a la vuelta de las vacaciones».

En cuanto a los síntomas más usuales que revelan la aparición del síndrome postvacional, se refirió a factores psicológicos tales como bloqueo mental, desinterés, insomnio, apatía, así como físicos como cefaleas, mareos, dolores musculares e, inclusive, dificultad a la hora de respirar. Respecto a la incidencia de éstos, explicó que, «por regla general, suelen aparecer primero síntomas psicológicos en el paciente, los cuales, desencadenan a su vez disfunciones físicas».

El presidente de la la Sociedad Andaluza de Medicina Psicosomática, quien apuntó que un 20 por ciento de la población sufre este tipo de estrés en los primeros días de la vuelta al trabajo, aclaró que «más de un 90 por ciento de estos cuadros clínicos desaparecen solos con el cuidado del descanso, el reajuste horario y la ayuda de analgésicos».

Aún así, recomendó acudir al médico de cabecera o al especialista «si transcurridos alrededor de unos diez días los síntomas continúan o se ven acrecentados».

«FALSO SÍNDROME POSTVACACIONAL»

Por último, Alvarez se refirió a la aparición «en los últimos tiempos» del denominado «falso síndrome postvacacional» y que no es otro, dijo, «que encontrarse con trabajo acumulado a la vuelta de las vacaciones y quererlo resolver todo el primer día».

Para estos casos recomendó «dialogar con el compañero de lo que le ocurre con objeto de asimilar que lo que pretende realizar en una sola jornada no es lo normal y lo que hacía habitualmente antes de comenzar sus vacaciones», concluyó.