.

BADALONA (BARCELONA), 6 (EUROPA PRESS)

El doctor Julio Garrido, adjunto del Servicio de Ginecología del Hospital Municipal de Badalona, ha inventado un utensilio de madera «práctico, sencillo y portátil, que abrirá nuevas posibilidades en el terreno de las exploraciones de Ginecología y Urología», según informó la organización municipal Badalona Serveis Assistencials, que gestiona el hospital. El invento «beneficiará especialmente a las personas con movilidad reducida, ya sea por la edad, porque presentan alguna discapacidad o porque padecen una enfermedad».

El invento es el CAMET, un soporte para sostener las piernas de un enfermo, ya sea hombre o mujer, en la posición más apropiada durante una exploración. El aparato tiene la misma función que las típicas perneras de las camillas de Ginecología.

A diferencia de las perneras, sin embargo, el CAMET es portátil y adaptable a cualquier superficie plana, con lo que se puede utilizar incluso en el domicilio del paciente. El doctor Garrido explicó que «este invento permite hacer de una cama, una camilla o cualquier superficie plana un lugar adecuado para llevar a cabo una exploración o intervención en los genitales, el ano y la zona perineal».

El ginecólogo del Hospital Municipal asegura que el CAMET es muy cómodo para el paciente y el médico y de manejo muy sencillo. Entre los primeros beneficiados por el invento, según Garrido, se encontrarán los enfermos hospitalizados, ya que con el CAMET no será necesario trasladarlos a consultas para ser sometidos a una exploración, sino que podrán ser atendidos en la cama de la habitación donde permanezcan ingresados.

APOYO DEL HOSPITAL.

El Hospital Municipal de Badalona, que ha apoyado al doctor Garrido en el desarrollo del invento, es el primer centro hospitalario que dispone del CAMET. Concretamente tiene tres unidades, una en Urgencias, otra en Consultas Externas y una tercera en las plantas de Hospitalitzación.

Hasta ahora cuentan con el utensilio, patentado el noviembre pasado y que se comercializará con un precio de 270 euros, una treintena de profesionales, básicamente ginecólogos, urólogos, dermatólogos y cirujanos.

También se han interesado por el CAMET centros de estética, ya que permite que tanto el cliente como el profesional de la estética adopten una postura cómoda durante las depilaciones.

MÚLTIPLES APLICACIONES.

El nuevo aparato, según Garrido, puede abrir una nueva vía en el campo de la Ginecología, la de las revisiones y exploraciones a domicilio, que hasta ahora, dada la dificultad de adoptar la postura para hacer exploraciones ginecológicas en una cama normal, sólo se llevan a cabo en casos urgentes en que la paciente no se puede desplazar a la consulta.

A partir de ahora, un ginecólogo que disponga de un ecógrafo portátil podrá atender a sus pacientes a domicilio de forma rutinaria. Esto podrá ser muy útil en el caso de personas con problemas de movilidad. Los ancianos, ya se encuentren en su casa o en un centro sociosanitario, serían otros de los máximos beneficiados de esta atención a domicilio que permite el CAMET.

El doctor Garrido también destacó la utilidad que el aparato puede tener, por ejemplo, para hacer revisiones a mujeres del ejército cuando se encuentran desplazadas en campañas, así como para hacer exploraciones de Ginecología y Urología en los países del Tercer Mundo.