.

Los especialistas creen que esta vitamina podría sustituir en algunos pacientes los tratamientos con corticoides para esta patología

CORDOBA, 7 (EUROPA PRESS)

Un grupo integrado por dermatólogos y endocrinos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba acaba de iniciar un estudio que se propone profundizar en los mecanismos de actuación de derivados de la vitamina D para el tratamiento de la psoriasis, enfermedad de la piel que afecta al 2,6 por ciento de la población andaluza.

El jefe de servicio de Dermatología del hospital cordobés, José Carlos Moreno, señaló hoy en una nota que el motivo de dicho estudio obedece a que la vitamina D «ofrece resultados satisfactorios» en algunos de los pacientes, ya que «motiva la desaparición de las placas», una respuesta positiva que «puede estar relacionada con que la capacidad de los receptores de esta vitamina sea distinta según el tipo de enfermo».

Así, Moreno explicó que, ante esta realidad, su equipo se plantea ahondar en las características comunes de los pacientes en los que la vitamina D es efectiva, con el fin de proceder a su aplicación. De esta forma, sostuvo que, de conocerse previamente a qué pacientes les va a favorecer esta vitamina, «ésta podría sustituir en algunos casos los tratamientos con corticoides –medicación de primera elección para esta patología–, ya que administrada de manera óptima carecería de efectos secundarios».

Entre las principales ventajas de la administración de éstos derivados de la vitamina D se incluyen que no manchan la piel, su aplicación tópica indolora, que la eficacia es la misma que la de los corticoides de potencia media y que su acción no desaparece por tratamiento continuado. No obstante, este grupo de dermatólogos y endocrinos reconoce que su administración puede resultar irritante en algunas partes como la cara, por lo que se debe aplicar con precaución en las articulaciones, entre otras zonas.

En la actualidad, unos 250 pacientes reciben tratamiento para la psoriasis en el Hospital Reina Sofía, una patología que, por el momento ahora, no tiene cura, si bien con un tratamiento adecuado puede mejorar y hacer que en ocasiones remita por periodos prolongados.

Este trabajo de investigación lo desarrollan los dermatólogos José Carlos Moreno y Rafael Jiménez, el endocrino José Manuel Quesada y por parte de enfermería María del Carmen Clemente. En estos momentos, dichos expertos trabajan en la toma de muestras de sangre a un centenar de pacientes para, posteriormente, realizar las biopsias. Los primeros resultados se esperan para la próxima primavera.

ENFERMEDAD MULTIFACTORIAL

La psoriasis se caracteriza fundamentalmente por la aparición de placas descamativas y pápulas bien delimitadas y de diferente tamaño de aspecto seco y color plateado y, aunque su etiología se desconoce a ciencia cierta, se cree que puede ser multifactorial (confluyen aspectos genéticos, inmunológicos y medioambientales) que conllevan finalmente al aumento de la proliferación de las células epidérmicas en zonas determinadas.

La terapéutica para abordar esta enfermedad puede ser tópica (corticoides, ácido salicílico, antralinas y derivados de la vitamina D que generalmente se utilizan de forma combinada) o sistémica en pacientes con psoriasis extensa o en ciertas localizaciones que no responden a los tratamientos (fotoquimioterapia, metotrexate, ciclosporina y retinoides).