.

LONDRES, 8 (EUROPA PRESS)

Expertos internacionales se reunen desde hoy en una conferencia científia en Londres para analizar las evidencias de una relación entre el crecimiento de la leucemia infantil y el incremento de luz en horas nocturnas.

La incidencia de esta enfermedad creció de forma dramática durante el siglo XX. El incremento afecta sobre todo al grupo de menores de cinco años, en quienes el riesgo ha aumentado más del 50 por ciento durante la segunda mitad del pasado siglo.

Aunque las causas de la leucemia infantil no están bien estudiadas, se piensa que los factores ambientales juegan un papel mayor en el incremento de la incidencia, toda vez que los cambios genéticos no explican por sí solos un incremento de esta naturaleza. En ese caso, sería posible tomar medidas preventivas, pero es preciso determinar antes los factores.

Este es el objetivo de la conferencia «Leucemia infantil: incidencia, mecanismos causales y prevención» que ha sido organizada por la ONG británica Children with Leukaemia.

Aunque el vínculo entre la leucemia y la luz nocturna puede resultar sorpredente, tiene base lógico y hay considerables evidencias sobre esta relación. En comparación con hace 100 años, estamos expuestos a una cantidad de luz artificial durante las horas de oscuridad natural. Esta luz modifica el ritmo circadiano, suprimiendo la producción natural de la hormona melatonina.

Russel Reiter, profesor de Biología Estructural y Celular en la Universidad de Texas, explicó que una reducción de la melatonina ha sido asociada al inicio del cáncer y a su progresión. «Como un antioxidante, en muchos estudios la melatonina ha sido mostrada como un protector del daño oxidativo del ADN. Una vez dañado, el ADN puede mutar y producirse una carcinogénesis», dijo.

Varios estudios han mostrado que la genete en ocupaciones que les exponen especialmente a luz artifical tienen un mayor riesgo de cáncer de mama, y que los invidentes, que no son vulnerables a la reducción de niveles de melatonina por esta causa, tienen una menor incidencia de cáncer.

El profesor Reiter introducirá también en la conferencia la relación entre campos magnéticos y leucemia ifantil, una asociación que ahora se piensa puede estar relacionada a los efectos de la luz artificial desde que se ha descubierto que los campos magnéticos también reducen los niveles de melatonina.

Importantes investigaodres de Europa, América, Asia y Australia se darán cita en Londres durante los próximos cinco días, y también analizarán aspectos relacionados con la leucemia infantil como la radiación, los virus, padres fumadores y polución ambiental, asi como la dieta en los primeros años de vida y las medicinas tomadas por las madres durante la gestación.