.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Los niños que viven en comunidades con alto grado de contaminación tienen cinco veces más posibilidades de sufrir una insuficiencia pulmonar. Además, nuevos datos del Children»s Health Study sugieren que los contaminantes procedentes de las emisiones de los automóviles y los combústibles fósiles afectan al desarrollo de los pulmones y limitan la capacidad respiratoria de por vida.

Los resultados, que aparecen publicados esta semana en «New England Journal of Medicine» revelan que los actuales niveles de polución en el aire tienen efectos adversos en el desarrollo de los pulmones en niños de edades comprendidas entre 10 y 18 años, según el doctor Kenneth Olden, director del National Institute of Enviromental Health Sciences (NIEHS).

Cada año, se recogieron los datos la función pulmonar de 1.759 niños, y también muestras sobre presencia en el aire de contaminantes como dióxido de nitrógeno, vapor de ácido y partículas en suspensión en un total de doce comunidades del sur de California, incluyendo algunas de entre las más y menos contaminadas.

Al cabo de ocho años de estudio, los investigadores encontraron que los niños que vivían en las comunidades más contaminadas tenían reducciones significativas en su capacidad de expiración, en comparación con las de los niños que residían en zonas con aire más limpio.

Como razón que incide en el retardo del desarrollo pulmonar, el estudio sugiere que la inflamación crónica puede jugar un papel relavente, debido a los agentes contaminantes que irritan las vías pulmonares y que también pueden afectar al crecimiento de los alveolos.