.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Una veintena de personas ha solicitado asesoramiento al servicio médico del Congreso de los Diputados para dejar de fumar desde el pasado 1 de septiembre, día en el que entró en vigor la prohibición de consumir tabaco en las dependencias de la Cámara Baja.

Según explicó a Europa Press el médico del Congreso, Pedro de Górgola, hasta ahora han sido sólo funcionarios de la Cámara los que han acudido a su consulta para pedirle consejo sobre cómo abandonar este hábito.

En su opinión, esta cifra se incrementará a partir de la próxima semana cuando se reanuden los Plenos y las comisiones y la Cámara Baja retome su ritmo de trabajo habitual tras el paréntesis de las vacaciones estivales.

Sin embargo, De Górgola no espera una gran afluencia de diputados que quieran dejar de fumar, habida cuenta de que la mayoría de los parlamentarios sólo estarán sujetos a esta prohibición los tres días a la semana que acuden al Congreso.

Estos primeros diez días de prohibición han sido afrontados con tranquilidad por los pocos diputados que han pasado por el Congreso y los trabajadores de la Cámara. El próximo martes, día 14, será la primera prueba de fuego porque todos los parlamentarios están citados para el primer Pleno de este periodo de sesiones.

Para los que quieran seguir fumando se han habilitado distintos puntos donde pueden consumir tabaco (sendos espacios en las cafeterías del Congreso, uno en la entrada de la calle Cedaceros y otro en el patio que comunica el Palacio con el edificio de ampliación).