.

MÉRIDA, 13 (EUROPA PRESS)

El Registro autonómico de Sida extremeño contabilizó un total de 967 casos desde el año 1987 hasta el 31 de diciembre de 2003. En este mismo periodo, el número total de fallecidos a causa de esta enfermedad ha sido de 343 personas, según datos del Informe sobre Vigilancia Epidemiológica de la infección por VIH y Sida en Extremadura elaborado por la Dirección General de Consumo y Salud Comunitaria de la Junta.

Según este informe, al que tuvo acceso Europa Press, por provincias, se han declarado más casos en la de Badajoz con 551, frente a los 379 casos en la provincia de Cáceres. En 37 casos se desconocía la provincia de residencia.

Por áreas de salud, Don Benito es la que mayor incidencia acumulada de casos declarados tiene, seguida de Cáceres y Badajoz y la de menor incidencia es el área de Llerena.

De los 967 casos declarados, 790 eran hombres y los 177 restantes mujeres con una edad media de diagnóstico de 33,02 años, si bien desde 1987 hasta el año 2003 esta edad media ha ido aumentando progresivamente, pasando de los 22,43 años en 1987 a los 35,59 hasta el pasado año.

Por grupos de edad, la mayor incidencia aparece se da entre los 30-34 años, seguida del grupo de edad de 25 a 29 años. Respecto a la vía de transmisión más frecuente es la de los usuarios de drogas inyectadas (72,08 por ciento con respecto al total de casos), aunque también la relación heterosexual con una pareja de riesgo, independientemente del riesgo conocido o no.

En el Informe se pone de manifiesto además la mayor supervivencia de los pacientes diagnosticados de esta enfermedad, hasta el punto de afirmar que el Sida «se ha convertido en una enfermedad crónica siendo su incidencia cada vez menor al igual que su fallecimiento y que por tanto no toda persona diagnosticada de Sida muere en un corto periodo de tiempo».

En este sentido, destaca los nuevos tratamientos antirretrovirales del sida y los cuidados paliativos, hacen que la esperanza de vida de los enfermos en el momento de contraer la infección puede llegar a superar ahora los 20 años.

Así, de los 967 casos diagnosticado de Sida en Extremadura desde 1987 hasta 31 de diciembre de 2003, la supervivencia media de los pacientes diagnosticados en la comunidad autónoma es de 1.849,35 días, siendo la supervivencia media ligeramente mayor en mujeres que en hombres.

El tiempo transcurrido desde el diagnóstico de la infección hasta la aparición de la primera enfermedad indicativa de Sida en la comunidad autónoma es muy bajo, sólo aproximadamente de 3 años.

CONFIDENCIALIDAD DE DATOS

De otro lado, el director general de Consumo y Salud Comunitaria, Pedro García Ramos, explicó en declaraciones a Europa Press que los datos incluidos en el Registro Autonómico se encuentran bajo «la más absoluta confidencialidad».

Hasta el punto, explicó que los archivos y el ordenador del Registro son específicos, se guardan en lugares específicos y sólo una persona tiene acceso autorizado a ellos, preservando en todo momento el anonimato del enfermo 2por encima de cualquier otra circunstancia».

Este registro autonómico abastece de datos al registro nacional, sobre el que recientemente recayó una sentencia de la Audiencia Nacional en el que se solicitaba la destrucción del mismo. Por este motivo, explicó García Ramos que se está negociando ahora con el colectivo de enfermos la no destrucción ya que con ello se perderían datos epidemiológicos importantes.

«No nos interesa saber quiénes son sino como son las personas que están afectadas por controlar la epidemia e intentar poner las medidas preventivas», declaró.

En todo caso, dejó claro que el único registro «en entredicho» es el nacional y no los registros autonómicos. En el caso concreto de Extremadura, indicó que «en su día fuimos muy exhaustivos a la hora de valorar el anonimato y con ello obtuvimos la anuencia de colectivos que ahí trabajan y que han visto que estamos preservando la identidad y nunca hemos tenido ninguna queja».

El Registro autonómico fue creado en 2001, aunque se recogían datos desde 1987, con la especifidad en su caso de recoger también los nuevos infectados.

En total, desde el año 1998 hasta el 31 de octubre de 2003 se han notificado a la Red de Vigilancia Epidemiológica un total de 152 casos de infección por VIH.