.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, anunció hoy que su departamento impulsará programas de prevención respecto al consumo de drogas dirigidos a la infancia, teniendo en cuenta los últimos datos recabados que sitúan a España a la cabeza de la Unión Europea en el uso de drogas como los derivados del cannabis y la cocaína.

Precisamente hoy se reunió la Conferencia Sectorial de Drogas en la que se aprobarán ayudas a las comunidades autónomas y se analizarán los datos expuestos ayer por la ministra en la Comisión pra el estudio de este problema en el Congreso.

En el transcurso de un desayuno de trabajo organizado por el Club Internacional de la Prensa, la ministra insistió en que los programas de prevención y de educación para la salud en esta materia deben realizarse desde una edad más temprana.

«El niño todavía no sabe lo que es una droga, pero se le debe educar en valores responsabilidad y en la educación para la salud y en la autoestima». destacó haciendo énfasis en el hecho de que cada vez se consume sustancias a edades más tempranas, en el caso del alcohol, desde los 14 años, «cuando en teoría está prohibido vender esta sustancia a menores en muchas comunidades autónoma».

Sanidad pretende incluir estos contenidos en el ámbito de la asignatura de educación para la salud y colaborar con distintas entidades y profesionales, como psicólogos, para enfocar la prevención desde un enfoque multidisciplinar.

PERCEPCIÓN SOCIAL MÁS BAJA

Por otra parte, la ministra advierte de que la percepción social sobre el problema de las drogas ha descendido, a pesar de que hace 20 años era una de las principales preocupaciones reflejadas en los estudios sociológicos.

Por ello, Salgado señala la necesidad de revisar los mensajes, especialmiente los dirigidos a los más jóvenes y que, desde su punto de vista, no pueden ser «únicamente recriminatorios». «Estos mensajes tienen que ser creibles, sólidos y basarse en análisis rigurosos, con una actitud alejada de prejuicios y de moralina».

En conclusión, la ministra insistió en la necesidad de revisar la estrategia sobre drogas diseñada en un principio para el periodo comprendido entre 2000 y 2008 que, auque en buena parte coincidará con el enfoque del anterior equipo, «deberá hacer énfasis en las políticas que no han dado el resultado deseado, que son fundamentalmente las de prevención puesto que el consumo ha aumentado y se ha generalizado».