.

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS)

El vocal de la Sociedad Española de Arteriosclerosis, Víctor López García-Aranda, señaló hoy que los datos sobre obesidad y sobrepeso dados a conocer por el Ministerio de Sanidad y Consumo, en los que se recoge que el 16 por ciento de la población infantil es obesa –tasa que se ha triplicado desde la década de los 90–, «no me sorprenden», ya que, según explicó, «numerosos estudios elaborados por distintas sociedades científicas ya apuntaban a este hecho».

En declaraciones a Europa Press, el también cardiólogo del Hospital Virgen Macarena y autor del conocido «Estudio Carmona» de 2003 –en el que se recogía que los niños de Carmona (Sevilla) son los que mayor sobrepeso presentan en España–, pidió por ello que la disposición mostrada por el Ministerio del ramo para emprender medidas que palien esta situación «no sean sólo de cara a la galería».

Aún así, García-Aranda reconoció que la obesidad «se considera ya como la nueva epidemia de los países desarrollados», si bien instó a las autoridades competentes a emprender medidas «urgentes y necesarias en este ámbito», del que dijo, «en un futuro próximo se necesitarán fuertes inversiones por paliar este crecimiento de los índices de obesidad y sobrepeso entre la población».

En este sentido, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad ya ha puesto de manifiesto que la obesidad y las patologías que de ella se deriva suponen el 7 por ciento del gasto sanitario en España, es decir, unos 2.500 millones de euros.

Según dicho experto, para invertir estos índices de obesidad entre la población infantil «habría no sólo que fomentar un cambio profundo en los hábitos alimenticios, sino en los hábitos de vida y de trabajo». Así, abogó por introducir medidas «ya en las propias guardería, tales como fomentar que los niños sean más activos o establecer una cultura del deporte».

En cuanto a los hábitos alimenticios, García-Aranda recomendó la vuelta a la dieta mediterránea, toda vez que hizo especial hincapié sobre la importancia de los comedores escolares por su papel de fomento de las dietas cardiosaludables.

En esta línea, la propia Federación de Consumidores de Andalucía (Facua) ha instado al Ministerio de Sanidad y Consumo a que establezca un control de la publicidad alimenticia «que emiten las multinacionales» de este sector, con objeto de «hacer frente a las peligrosas dietas que sigue la población infantil» y que, en su opinión, se deben a las «mentiras publicitarias».