.

Arranca una campaña de concienciación sobre los riesgos del exceso de colesterol

A CORUÑA, 16 (OTR/PRESS)

La Fundación Española del Corazón, la Federación Española de Diabéticos Españoles y el Fundación de Hipercolesterolemia Familiar han puesto en marcha una campaña de concienciación de los riesgos de no tener controlado el colesterol, con especial énfasis entre los colectivos de riesgo. Los expertos que intervinieron en la presentación de la iniciativa subrayaron hoy, aludiendo a los últimos estudios en la materia, que este trastorno, junto al tabaquismo son los responsables del 70 por ciento de los episodios cardiovasculares.

La campaña, patrocinada por los laboratorios Merck Sharp and Dohme y Schering Plough, y apoyada por el Ministerio de Sanidad, arranca en un contexto en el que las enfermedades cardiovasculares son las responsables del 40 por ciento de los fallecimientos en España, «restándole a muchas personas 30 años de vida», subrayó el doctor Alfonso Castro Beiras, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Juan Canalejo de A Coruña.

Los expertos creen que en general hay una baja concienciación por parte de la población sobre sus riesgos en este sentido. El doctor Pedro Mata, jefe del Servicio de Medicina Interna de la Fundación Jiménez Díaz, se refirió a una encuesta realizada en Europa hace algunos años, aunque en su opinión todavía ilustrativa: casi la mitad de la población consideraba que no tenía ningún riesgo cardivoascular. La mitad de los encuestados sabían que el colesterol aumentaba el riesgo, aunque el 33 por ciento desconocía el nivel que debía tener para estar en el umbral de seguridad.

Sobre este último punto, Ignacio Llorente, jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria de Tenerife, explicó que en los últimos años se ha ido llegando a diferentes consensos en los que se han ido rebajando los niveles óptimos de colesterol, después de desechar la idea de que niveles muy bajos de colesterol podrían ser perniciosos. Así, y teniendo en cuenta la necesidad de personalizar siempre los objetivos, recordó que en el año 2003 se llegó a un consenso europeo en el que se acordó que la población sin riesgos previos debía tener un nivel de colesterol total inferior a 195 miligramos por decilitro y el LDL o colesterol «malo» no superior a 115.

Por el contrario, las personas que ya hubieran tenido un episodio cardiovascular previo o que tuvieran otros factores de riesgo como hipertensión, diabetes o hipercolesterolemia familiar debían conseguir un colesterol total por debajo de los 170 mg/dl y el nivel de LDL inferiores a 100 mg/dl. Estos objetivos fueron incluso reducidos por las recomendaciones americanas, que fijaron el tope de LDL en 160 mg/dl de LDL en personas sin riesgos; no más de 130 en pacientes con riesgo moderado, -tabaquismo, hipertensión o antecedentes familiares- y no más de 100 si se ha sufrido un episodio cardiovascular previo.

EL PRECIO DEL DESARROLLO

Precisamente detectar las poblaciones de riesgo será una de las dianas de la campaña que se comienza hoy y se desarrollará a lo largo de la semana que viene en diferentes puntos de España. Los expertos recordaron que personas que ya han sufrido una trombosis, un episodio cerebrovascular o cardiovascular son las que más urgentemente deben tener el colesterol «a raya» para evitar una repetición. Además son colectivos de riesgo los fumadores, las personas con hipertensión grave (por encima de 18/11) y los diabéticos.

Según explicó el doctor Mata, el aumento de episodios cardiovasculares está relacionado con el desarrollo y la urbanización, que han provocado sendentarismo y el aumento de ingesta de grasas. En su opinión, la tendencia va a aumentar por la adopción del estilo de vida occidental por parte de países que se están desarrollado, como India o Brasil.

En este contexto y con el objetivo de concienciar de los beneficios de un tratamiento precoz, se colocarán mesas informativas en las puertas de centros comerciales y en sedes de pacientes de seis ciudades españolas: A Coruña, Barcelona, Bilbao, Madrid, Valencia y Sevilla. En ellas se medirá el colesterol y la tensión de las personas que lo deseen y se entregarán folletos divulgativos sobre el colesterol, en los que se recoge información sobre prevención, diagnóstico y tratamiento.

La campaña se llevará a cabo entre los días 28 de septiembre y el 7 de octubre. Para conocer cuáles son las sedes de las mediciones en cada ciudad se puede consultar la web: www.controlatucolesterol.org. Según resumió la doctora Joima Panisello, jefe del Servicio de la Unidad de Lípidos del Hospital General de Igualada, en Barcelona, el mensaje que se quiere transmitir es que para control de colesterol, «cuanto antes mejor y cuanto más mejor», porque está demostrado que son muy superiores los beneficios para el paciente si se inicia el tratamiento entre los 35 y los 45 años que si se posterga.