.

MÉRIDA, 16 (EUROPA PRESS)

Un estudio elaborado por Purificación Rey, del departamento de Enfermería de la Universidad de Extremadura (UEx), ha analizado las consecuencias que padecen las pacientes esquizofrénicas tras ingerir estos medicamentos.

Según informó la UEx a Europa Press, estudios anteriores aseveraron que uno de los efectos que produce el tratamiento con antipsicóticos es el incremento del riesgo crónico de osteoporosis y, por tanto, del aumento de sufrir fracturas de huesos.

Los resultados que ahora aporta esta investigación llevada a cabo en la UEx, corroboran esta relación en las mujeres y determinan que, además, esos fármacos inducen al aumento de la prolactina, una de las hormonas más importantes en la mujer durante los periodos de embarazo y lactancia.

El trabajo se centró en dos grupos, uno compuesto por 73 enfermos esquizofrénicos (48 mujeres y 25 hombres) del Hospital Psiquiátrico de Mérida, y otro, idéntico en número, de sujetos sanos. Ambos fueron sometidos a controles para medir, entre otros parámetros, el índice de masa corporal, la masa libre de grasa o el nivel de vitamina D.

Según la investigadora, la principal conclusión del trabajo es que cuando la mujer esquizofrénica ingiere fármacos utilizados tradicionalmente para tratar esta enfermedad, «se reducen sus niveles de masa ósea», frente a mujeres sanas. La investigación no encontró afectación de la masa ósea sobre los hombres.

La tesis, dirigida por el doctor Pedrera Zamorano, ha sido calificada con sobresaliente cum laude.