.

CUENCA, 17 (EUROPA PRESS)

La ciudad de Cuenca se ha convertido en sede de la primera asociación creada en Castilla-La Mancha para la lucha contra el tabaco, se trata de una asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es ayudar a las personas que deciden dejar de fumar con un programa específico que persigue cambios de conducta.

El presidente de la asociación, Antonio Verdú, explicó hoy que el programa consiste en 24 sesiones con terapia de grupo de una duración aproximada de un año. El programa consta de tres fases, una de preparación en la que se predispone al fumador a abandonar a este hábito, una segunda de desintoxicación que dura tres meses y una tercera de consolidación de ocho meses para evitar recaídas.

Verdú indicaba que el programa se completa con apoyo médico del SESCAM para aquellos casos que presentan cuadros de ansiedad o problemas pulmonares, así como reuniones con el entorno familiar. Según indicó, el porcentaje de efectividad es de un 75 por ciento.