.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

En el primer experimento clínico de su categoría, investigadores de Duke University Medical Center (EE.UU.), han comprobado que la acupuntura es más eficaz a la hora de reducir las náuseas y los vómitos tras una operación importante de mamas, que la medicación tradicional.

Los investigadores –que publican sus conclusiones en la revista Anestesia and Analgesia– también observaron que los pacientes que se sometieron a esta práctica de le medicina China informaban sobre un menor dolor postoperatorio y una mayor satisfacción con su recuperación.

En el experimento, los autores también demostraron que el punto de presión que estimulaban poseía propiedades de alivio del dolor hasta ahora desconocidas. El tratamiento de las náuseas y vómitos en el postoperatorio es un importante asunto médico. Alrededor de un 70% de las mujeres que se someten a operaciones de mamas con anestesia general sufren esta complicación, según los autores del estudio. Estos efectos secundarios adversos son factores importantes a la hora de determinar lo pronto que los pacientes volverán a casa tras la operación.

Los autores del presente trabajo destacan que los pacientes que recibieron acupuntura, en sus experimentos, disfrutaron de una recuperación más confortable de su operación que aquellos que recibieron medicación contra las náuseas. En los experimentos, los especialistas recurrieron a la electroacupuntura, consistente en la colocación de un electrodo que administra un pulso eléctrico a través de la piel, que en este caso no se ve perforada por las agujas.

Entre 75 mujeres que se sometieron a la operación (aumento o disminución de mamas o mastectomía), un grupo recibió acupuntura, otro grupo recibió la medicación ondansetron (Zofran) y un tercer grupo no recibió tratamiento alguno. Las operaciones duraron entre dos y cuatro horas, y la indidencia de naúseas, vómitos y dolor en el postoperatorio fue seguida a intervalos de 30 minutos durante las dos horas siguientes a la operación y luego, de nuevo, a las 24 horas. Dos horas después de la operación, un 77% de las pacientes que recibieron acupuntura no sintieron ya ni náuseas ni vómitos ni dolor, ni requirieron medicamentos antieméticos para reducir náuseas o vómitos, en contraste con un 64% de aquellas que recibieron ondansetron y con un 42% de las que no recibieron tratamiento. A las 24 horas, los índices eran 73%, 53% y 38% respectivamente.