.

PONTEVEDRA, 22 (EUROPA PRESS)

Vigo contará a finales del próximo mes de diciembre con un centro que tratará los problemas de infertilidad, según anunció hoy el doctor Antonio Pellicer, Catedrático de Ginecología y Obstetricia, y director del Instituto Valenciano de Infertilidad, que participó en Pontevedra en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Según explicó, la elección de Vigo para construir un nuevo centro se debe básicamente a que entre sus pacientes hay muchas gallegas, que buscan respuesta a un problema de infertilidad que en muchos casos se debe a la edad de la mujer, porque cada vez relega para más tarde la decisión de tener hijos.

No obstante, la infertilidad también se debe, en el 50 por ciento de los casos, a la baja calidad del esperma, aunque, según el doctor, «seguramente no debido a que haya aumentado la infertilidad masculina, sino al hecho de que ahora se estudia el semen mejor que hace 50 años».

De todas formas, apuntó que hay casos concretos, como en las Islas Canarias, en los que la mala calidad del esperma se debe a cuestiones puntuales. «En las Islas canarias se trabaja mucho el plátano, y se utilizaban unos pesticidas que eran dañinos para el semen», explicó.

Por otra parte, el doctor Pellicer defendió y argumentó la necesidad de que se revise la normativa legal que obstaculiza la investigación y muchas veces también la aplicación de los avances médico-científicos.

En el caso concreto de la infertilidad, este experto en medicina reproductiva puso como ejemplo el útero de alquiler, que técnicamente es un problema superado pero que, sin embargo, choca con la legislación, por lo que considera que «debe ser revisada», ya que en España está terminantemente prohibido.

El doctor Pellicer se refirió también a la polémica que suscita la medicina regenerativa, sobre todo la investigación con células madre, ante el riesgo de manipulación genética del individuo.

Señaló que la finalidad de este trabajo científico es avanzar en la curación de enfermedades que hoy en día no tienen solución, aunque reconoció que la investigación en esta materia aún no podrá aportar soluciones hasta dentro de unos años.

«Desgraciadamente el que está enfermo y ve aparecer a uno de nosotros en la televisión o los periódicos, diciendo que la medicina regenerativa es la solución a enfermedades como el parkinson, la diabetes o el infarto de miocardio, ya se ve curado, y debe quedar muy claro que el problema de las células madre es una cosa para quince años», aclaró Pellicer.