.

Sólo uno de cada cuatro gallegos duerme boca arriba, la posición que aconsejan los expertos

A CORUÑA, 23 (EUROPA PRESS)

Los gallegos duermen una media de siete horas y 16 minutos al día, lo que los convierte, junto con los vascos, en los españoles que más tiempo dedican al descanso, según el estudio «Hábitos de descanso y posturales 2004» de Flex y cuyos datos se presentaron hoy en La Coruña.

Pese a que Galicia supera en seis minutos a la media española en la duración del descanso diario, el informe revela que el 53 por ciento de los ciudadanos sufre dolores de espalda, la cifra más elevada de toda España, después de Andalucía, donde la media llega al 59 por ciento, frente al 48 por ciento de la nacional.

En este sentido, el 31 por ciento de los afectados padece estas dolencias de forma continuada y el el 22 por ciento puntualmente. Además, el cuarenta por ciento de los gallegos asegura que cuando se despierta no ha descansado «lo suficiente».

ABSENTISMO LABORAL

Los datos también indican que el 44 por ciento ha visto alterada su actividad cotidiana por estas dolencias y el diez por ciento reconoce haber faltado al trabajo por este motivo. Asimismo, la comunidad gallega tiene el mayor porcentaje de problemas de espalda entre la población infantil, con un siete por ciento de afectados.

El estudio de Flex, elaborado por Demoscopia a través de 1.500 entrevistas telefónicas en toda España, señala que la mayoría de la población gallega (89 por ciento) cree que el colchón «es básico» para la salud de la espalda, aunque tres de cada diez desconoce las normas elementales de mantenimiento del mismo.

En este aspecto, las conclusiones del informe demuestran que hay «bastante» desconocimiento sobre los hábitos de descanso y también sobre las posturas más adecuadas para cuidar la espalda.

EL TAMAÑO IMPORTA

La encuesta ofrece además datos respecto al tamaño de los colchones de los hogares gallegos. Así, tres de cada diez personas encuestadas duerme en camas no suficientemente largas ya que, o los pies les llegan al borde de la cama (22 por ciento), o les salen fuera al dormir (8 por ciento).

En este sentido, el asesor médico de Flex, Víctor González, explicó que el tamaño ideal del colchón debe ser al menos diez centímetros más largo que la personas que duermen sobre él. «Siempre es preferible una cama grande, sobre todo si se duerme acompañado, para evitar posturas forzadas», señaló el experto, quien destacó la importancia del ejercicio físico para cuidar la columna vertebral.

Respecto a la forma de dormir, uno de cada cinco lo hace boca abajo, la postura más desaconsejada por los especialistas, el 80 por ciento de costado (el porcentaje más elevado de España) y sólo el 25 por ciento declara descansar en la posición más saludable, boca arriba.

En cualquier caso, el 53 por ciento de los gallegos no tiene en cuenta cómo duerme para prevenir los dolores de espalda. Por otro lado, casi la mitad (40 por ciento) duerme en un colchón duro o muy duro, firmeza desaconsejable para evitar dolencias de espalda, según los especialistas.

En este sentido, los últimos estudios recomiendan colchones firmes y rectos, aunque deben ser lo suficientemente mullidos para adaptarse a las curvas de la columna. No obstante, un colchón muy duro es tan contarproducente como uno excesivamente blando porque la espalda «flotaría» sin sujección.

CAMAS DE 1,50

El estudio de Flex también arroja información sobre el arraigo en la comunidad de creencias erróneas y poco saludables. De este modo, el 41 por ciento de los gallegos considera que el colchón tiene que ser duro, aunque esta opinión llegaba al 67 por ciento hace cuatro años.

Asimismo, uno de cada cinco gallegos entrevistados renovaron sus colchones tras once años, el 44 por ciento a los seis y diez años y el 66 por ciento decidió cambiarlo porque estaba en mal estado.

Por otra parte, nueve de cada diez gallegos duerme con almohada, aunque sólo la mitad la utilizan de firmeza media y apenas el ocho por ciento específicas, como la cervical. En cualquier caso, dormir sin una almohada perjudica la espalda, recordó González en rueda de prensa.

Por último, el informe señala que el 54 por ciento de los gallegos duerme acompañado, porcentaje ligeramente inferior a la media nacional, que se sitúa en un 56 por ciento. En estos casos, los especialistas recomiendan que las parejas usen camas de un mínimo de 150 centímetros.