.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Nefrólogos de toda España se reunirán del 2 al 5 de octubre en Tenerife en su XXXIV Congreso anual para abordar cuestiones como la posibilidad de hacer hemodiálisis diaria o el impulso a los trasplantes de riñón de donante vivo, una práctica que tiene muy poco calado en España. Este tipo de donaciones, «más eficaces que las de cádaver», aseguran los expertos, suponen entre un dos y tres por ciento del total; frente al 60 por ciento de Estados Unidos o el 30-35 por ciento del norte de Europa.

Angel Luis Martín de Francisco, presidente de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), atribuye la escasa tasa de donaciones de personas vivas al gran desarrollo del sistema de donación de cadáver, en el que España es líder mundial. Sin embargo, explicó que la donación de una persona viva tiene mucho más éxito porque se evita el tiempo en el que el órgano está en frío, el sistema inmunológico si es un familiar es más afín y además los donantes -«cuidadosamente seleccionados»- están en perfecto estado de salud.

Este experto asegura que esta práctica no supone un riesgo para el donante, según lo demuestra un estudio hecho con un seguimiento a 40 años a personas que han donado un riñón. No obstante, reconoce que quedan aspectos por pulir como una legislación que regule y evite posibles corrupciones en torno a esta práctica. Por eso, hizo un llamamiento a aumentar la concienciación hacia esta práctica «generosa y altruista» que además reporta una gran satisfacción para el donante.

FUNCIONAMIENTO DIARIO

Otra de las cuestiones que se abordará en la reunión es la posibilidad de aumentar la frecuencia de la hemodiálisis, que en la actualidad se da tres veces por semana para hacerla diaria. Los expertos creen que, con una dosificación diferentes, es fisiológicamente mejor ya que los riñones «funcionan diariamente». No tiene ningún sentido que un paciente «se vaya a su casa el viernes y no vuelva hasta el lunes».

En el marco del Congreso, se darán además dos cursos formativos sobre diabetes y daño renal y sobre la epidemiología sobre la insuficiencia renal crónica. Los expertos calculan que hay en torno a 1.800.000 personas con alteraciones de los que muchos llegarán al hospital con una insuficiencia renal. Además se presentarán nuevas guías de actuación en cuestiones como las fístulas vasculares; riñón y riesgo cardiovascular y calidad en las unidades de diálisis.