.

Actualmente la cuota de medicamentos genéricos de España es del 7,1 por ciento, una cifra muy baja

PAMPLONA, 24 (EUROPA PRESS)

Los medicamentos genéricos son «poco conocidos por los consumidores todavía», según explicó esta mañana Jaume Puig en el I Seminario para Medios de Comunicación celebrado en Baluarte de Pamplona, organizado por los laboratorios Cinfa. Desde su punto de vista, ésta es una de las causas de la escasa venta de estos fármacos, sólo un 7,1 por ciento de la cuota de mercado.

Los consumidores mantienen una «actitud de desconfianza ante estos productos, pese a que tienen la misma calidad, eficacia y seguridad que otros medicamentos». A su juicio, esto repercute en la baja venta de los medicamentos genéricos. Una de las causas de esta desconfianza es, según Puig, que «existen dudas acerca de si el medicamento genérico es igual de eficaz que el original».

Ésta fue una de las conclusiones de la ponencia de este catedrático del departamento de Economía de la Universidad Pompeu Fabra. Respecto a la situación de los medicamentos genéricos en España, comentó que es necesario que aumente su mercado mediante una incentivación de los médicos prescriptores, de los farmacéuticos que los dispensan y de los consumidores.

«La cuota de medicamentos genéricos en España sigue sin aumentar, ya que actualmente asciende a 7,1 por ciento», aseguraron los ponentes. Según los expertos es una cifra que dista de la alcanzada por otros países europeos, como en reino Unido, en el que el 52 por ciento de los fármacos son genéricos.

Desde el punto de vista de Rafael Donézar, responsable de comunicación de Laboratorios Cinfa, la convivencia entre los medicamentos genéricos y los innovadores con patente en vigor «es compleja». Indicó, también, que el único fin del sistema sanitario «es el beneficio del paciente de forma sostenible».

La directora médica de Cinfa, Alicia López de Ocáriz, aseguró que el medicamento genérico es una «especialidad con la misma forma farmacéutica y misma composición cualitativa y cuantitativa que el producto original de referencia», algo que se demuestra con los estudios de bioequivalencia.

La única diferencia, según los ponentes de este seminario, es el precio. Los fármacos genéricos son más baratos debido a que los gastos de investigación y promoción comercial son menores, porque la competencia entre los diferentes laboratorios incide en menores costes de fabricación y comercialización y en precios más competitivos.

RETOS EN EL MERCADO DE LOS GENÉRICOS

Los retos a los que se enfrenta este mercado son, tal y como indicaron los ponentes, desarrollar políticas y ayudas a los médicos prescriptores, mediante una promoción profesional.

Además, Puig aseguró que sí deben darse bajadas de precios, «pero graduales», ya que si los precios se sitúan al nivel de los costes, se desincentiva la inversión en el mercado de los medicamentos genéricos, algo que concentraría esta industria en torno a unos pocos laboratorios. Desde su punto de vista, «debe haber cerca de 10 o 12 productores de genéricos para que exista este mercado».

Respecto a la actitud de los consumidores frente a los medicamentos, Puig indicó que muchos son «poco responsable ante los medicamentos», y por ello, señaló que «es necesario incentivar la cultura del respeto ante el gran consumo de medicamentos que se da actualmente». A su juicio, la actitud de automedicación y el descontrol en el consumo de los medicamentos es algo preocupante.

Asimismo, aseguró que, «aunque el gasto farmacéutico por persona es moderado en relación con la Unión Europea, supone un sobreesfuerzo en relación a la renta española».