.

GINEBRA, 25 (EUROPA PRESS)

Los niños conforman uno de los colectivos más susceptibles de padecer enfermedades cardiovasculares, que afectan cada vez más a los países en vías de desarrollo, según advierten las organizaciones internacionales en vísperas del Día Mundial del Corazón, que se celebra mañana.

En todo el mundo está aumentando el número de niños con sobrepeso, que tienen entre tres y cinco veces más riesgos de ser víctimas de un infarto en la edad adulta, subraya la Federación Mundial del Corazón.

Pero los Gobiernos no hacen lo suficiente para prevenir las enfermedades cardiovasculares en niños y en adultos, cuando dichos trastornos matan cada año a 17 millones de personas en todo el planeta, denuncia la asociación.

«Los Gobiernos desatienden totalmente una crisis de salud pública que sin embargo es perfectamente evitable y que puede costar muy caro a nuestros servicios sanitarios», estimó Janet Voute, presidenta de la Federación.

En un atlas de las enfermedades cardíacas publicado con la Organización Mundial de la Salud (OMC), la Federación destaca que estas dolencias son responsables de una tercera parte de los decesos en el mundo y ya no se limitan a los países desarrollados.