.

El año pasado se vacunó el 68 por ciento de este colectivo, siete puntos menos de lo que recomienda la OMS

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) presentaron hoy una serie de recomendaciones de cara al invierno para prevenir la gripe entre la población mayor.

Según subrayó el presidente del Consejo de Farmacéuticos, Pedro Capilla, el peligro de la gripe radica en las complicaciones que pueden acarrear, cuyo tratamiento excede además en coste al de la vacunación. El año pasado se vacunó un 68 por ciento de las personas mayores de 65 años. El objetivo es llegar al 75 por ciento que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según aseguró Eduardo Rodríguez Rovira, presidente de CEOMA, las casi cinco millones de vacunas antigripales que se suministran a las personas mayores en España «salvan cientos de vidas». Es un mensaje que las dos entidades quieren transmitir a la población justo en el momento en que debe ponerse la vacuna -los meses de septiembre y octubre-.

En los últimos años ha aumentado el porcentaje de personas que recurren a este método preventivo, hasta llegar al 68 por ciento de la población mayor; seis puntos por encima de la media de la UE, pero aún siete por debajo de lo que recomienda la OMS.

Pedro Capilla subrayó que la vacunación amortigua sensiblemente los efectos de la gripe si es que llega a contraerse y sobre todo evita otras complicaciones que son las que pueden poner en peligro la vida del enfermo. Según subrayó, en un principio únicamente habría que excluir de esta campaña a las personas que estén pasando por un proceso broncopulmonar, aunque hizo hincapié en el consejo médico.

Para sensibilizar sobre la seguridad y la conveniencia de la vacuna, estas dos entidades han emitido un decálogo que se repartirá entre todos los farmacéuticos para reforzar su labor de asesoría sanitaria a la población. Se estima que un tercio de las visitas a la farmacia son consultas.

DECALOGO

En el decálogo se recuerda que la mejor estrategia para prevenir la gripe es la vacunación; que se comienza a estar protegido de forma eficaz entre los 7 y 10 días después de ser administrada la vacuna y que esta protección dura unos seis meses, por lo que es necesario repetir el proceso todos los años.

Además subraya que su eficacia es incuestionable, protegiendo a más del 80 por ciento de los vacunados y que reduce los índices de hospitalización, las complicaciones a partir de enfermedades crónicas y la mortalidad.

Por otro lado, aconseja consumir abundantes líquidos, evitar locales mal ventilados con demasiadas personas y los cambios bruscos de temperatura para reforzar la prevención de la gripe. Finalmente, insta a ir al médico ante cualquier sospecha de complicaciones o situaciones que sugieran la aparición de la gripe y a consultar al médico o farmacéutico si se están tomando otros medicamentos.

Pedro Capilla recordó que además de los mayores, deberían vacunarse personas con una patología crónica de base como enfermedades cardiacas, sida, etc., y las personas que están en contacto con grupos de riesgo como sus cuidadores y el personal sanitario.