.

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

El Hospital Arnau de Vilanova de Lleida ha empezado a aplicar una nueva técnica para operar hernias abdominales. Se trata de sustituir los puntos que tradicionalmente se usan para coser la rotura del tejido por una mezcla de sustancias adhesivas que actúan como un pegamento.

La hernia abdominal se produce por la salida de parte de un órgano, en este caso del intestino, a través de una zona del músculo que se rompe por su extrema debilidad. Los expertos calculan que una de cada 30 personas pueden sufrir esta dolencia a lo largo de su vida.

Para tratar las hernias abdominales se usan las denominadas mallas, que se aplican para tapar la rotura del músculo. «Éstas se fijan a través de puntos o más recientemente suturas mecánicas –grapas de cirugía–«, según explicó hoy a Europa Press el cirujano del Arnau de Vilanova, Jordi Martí.

Con la nueva técnica, las tradicionales grapas de cirugía se sustituyen por una mezcla de fibrina y trombina, dos sustancias «que actúan como coagulante y que habitualmente se utilizan para frenar fuertes hemorragias en órganos», según Martí.

Estos dos elementos, que se aplican a través de una aguja, «actúan como un pegamento de fuerte adhesión», aseguró este especialista. Así, la malla «queda bien fijada» y «no hay riesgo de que se produzcan futuras hemorragias» ni de que «el paciente sufra molestias con los cambios de tiempo», añadió.

Esta nueva técnica se aplica en régimen de cirugía mayor ambulatoria, es decir que no requiere ingreso hospitalario. «A primera hora de la mañana, al enfermo se le somete a la intervención con anestesia general y, al mediodía, ya se le envía a su casa», según Martí.

Este cirujano empezó a introducir esta técnica antes del verano, tras asistir al Congreso Europeo sobre Hernias, donde hospitales de Francia e Italia presentaron sus experiencias. Desde entonces el Hospital Arnau de Vilanova ya ha operado con este adhesivo a un total de 55 pacientes.

TAMBIEN EN HOSPITALES DE SABADELL Y MADRID.

Este mismo método también se utiliza en el Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona), aunque en este caso la cirugía «no es abierta» sino que «se realiza por vía laparoscópica», mediante la introducción de una cánulas en el abdomen que ayudan a visualizar su interior a través de una cámara de televisión.

Otro de los hospitales españoles que han experimentado con dicha técnica es el Doce de Octubre de Madrid, que ha demostrado, en estudios comparativos con pacientes que sufrían dos hernias a la vez, los beneficios de la aplicación de este adhesivo frente a las grapas de cirugía.