.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El virus de la gripe, tanto animal como humana, se caracteriza porque es «muy susceptible a mutar» y por su «gran capacidad de transmisión», declaró hoy a Europa Press el investigador responsable de la gripe animal del Centro de Investigaciones de Sanidad Animal (CISA), Gustavo del Real. El virus de la gripe es capaz de combinar diferentes cepas e intercambiar genes que den lugar a nuevas propiedades patogénicas, añadió.

Ante el probable primer caso de transmisión del virus de la gripe aviar entre humanos, Del Real comentó que esto supondría un «salto cualitativo» y un «suceso grave». Para determinar si es una cepa distinta que ha mutado para transmitirse entre personas, es necesario aislar el virus de la hija, el de la madre y el del pollo, para analizar la estructura genética y ver si son H5N1, es decir, de gripe aviar.

El investigador del centro perteneciente al INIA comentó que la hipótesis con la que se ha trabajado hasta la aparición de este caso es que «para que el virus salte de una especie a otra tiene que modificarse», y para que prolifere en otro hospedador (antes el pollo, y ahora el hombre) tiene que cambiar.

La transmisión del virus de la gripe es por vía aérea, y para evitar la transmisión es preciso eliminar la explotación aviar y aislar a las personas infectadas y tratarlas. En cuanto a la posibilidad de desarrollar una vacuna, Del Real indicó que habría que aislar las posibles nuevas cepas, caracterizarlas y producirlas en serie, lo que llevaría unos meses.