.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El consejero madrileño de Sanidad y Consumo, Manuel Lamela, indicó hoy que hay que respetar que en algún momento un médico se niegue a recetar la píldora del día después, aunque por otro lado recordó que en la actualidad existen 11 hospitales en la Comunidad de Madrid en los que se receta la píldora. Así respondía el consejero a la información publicada hoy por el diario El País en la que se asegura que tres médicas de la sanidad pública se negaron a dar a una menor la «píldora del día siguiente».

Al parecer, la joven de 14 años tras acudir aconsejada por el teléfono de información sexual a varios centros jóvenes de Madrid y de Alcalá de Henares que permanecía cerrados, se dirigió a un centro sanitario de Pozuelo de Alarcón en el que dos de las facultativas que se encontraban trabajando le negaron la pastilla, acogiéndose al Código Ético. Por último fue al Hospital Puerta de Hierro, en donde una tercera médica le pidió un test de embarazo, sin recetarle la píldora.

El consejero señaló que dicha píldora es un «cóctel hormonal, que no está exenta de efectos secundarios», por lo que la Comunidad de Madrid exige y requiere un control y una prescripción médica, a su juicio «imprescindibles».

En relación a la gratuidad de la píldora, Lamela señaló que el Sistema Sanitario de la Comunidad de Madrid no tiene obligación de dispensar gratuitamente la pastilla, ya que ésta «no se encuentra dentro de las prestaciones del Sistema Nacional de Salud», algo que según el consejero «se debería de discutir dentro del Consejo Interterritorial, en donde todas las comunidades autónomas tomarían una misma decisión y la píldora pasaría a ser gratuita».