.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El 45 por ciento de los mayores de 65 años queda sin vacunarse cada año de la gripe, pese a que este colectivo está considerado en su conjunto como grupo de riesgo. Además, sólo un 30 por ciento de la población en riesgo por debajo de esa edad –enfermos crónicos, personal sanitario o educativo– llega a vacunarse, y durante los últimos cinco años no se han producido avances de cobertura en este segundo grupo, según denunció hoy la coordinadora del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Medicina familair y Comunitaria (semFYC), doctora Maria José Álvarez Pasquín.

Esta sociedad médica considera que una captación activa en el mismo centro de salud podría reducir el alto porcentaje de población de riesgo que no se vacuna contra la gripe. Asi, semFYC tiene previsto hacer llegar a los Centros de Salud un conjunto de medidas y recomendaciones específicas para mejorar las tasas de cobertura con objetivos definidos para cada grupo de edad.

«Los objetivos –señala en un comunicado la doctora Álvarez Pasquín– deben marcarse a partir de los resultados de años anteriores. Para los mayores de 65 años, hay que alcanzar el 80% en los próximos 5 años; para los grupos de riesgo con menos de 65 años, es preciso conseguir, antes de tres años, una cobertura del 50%; también es necesario que todos los Centros de Salud pongan en marcha programas encaminados a identificar los colectivos que son, por lo general, más reacios a vacunarse». Entre las recomendaciones, semFYC propone que todas las historias clínicas de los grupos de riesgo incluyan una «alerta» que sirva de recuerdo a los profesionales de Atención Primaria para motivar a que los usuarios se vacunen, una medida que será más fácil llevar a cabo en los centros informatizados.

«En la actualidad, –advierte el doctor Asensio López Santiago, vicepresidente de semFYC– hay una ausencia de objetivos para mejorar el porcentaje de cobertura entre los grupos de riesgo. La saturación que sufren los centros de salud constituye un freno para poner en marcha iniciativas que contribuyan a ampliar el uso de la vacuna contra la gripe».

semFYC aconseja que la vacunación se lleve a cabo de manera preferente entre octubre y las dos primeras semanas de noviembre. En la página web de esta sociedad científica (www.semfyc.es), los interesados pueden encontrar pautas para distinguir un simple resfriado de una gripe o consejos sobre qué medidas adoptar cuando se ha contraído la enfermedad.

El tratamiento con analgésicos, el reposo y la ingesta de líquidos son las medidas más eficaces para aliviar los síntomas de la gripe (malestar general, dolor de cabeza, tos seca, etc). La vacunación es eficaz hasta en un 70% de los casos y protege frente al virus durante un máximo de un año. «Es importante –subraya el vicepresidente de semFYC– recordar que no se deben utilizar antibióticos durante la gripe, salvo que el médico los indique por algún motivo justificado».