.

Denuncia los «inaceptables» plazos y las diferencias entre comunidades autónomas

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El director general de la Organización de Consumidores y Usuarios, José María Múgica, presentó hoy en rueda de prensa un estudio que ha elaborado la entidad en torno a los tiempos de espera para acceder al diagnóstico y tratamiento de un especialista sanitario. El informe concluye que el plazo medio que transcurre desde que se pide cita hasta se recibe el tratamiento tras una prueba diagnóstica son cinco «inaceptables» meses. Sin embargo, advierte que según las especialidades y las comunidades autónomas este tiempo puede aumentarse hasta 16 meses.

La OCU saca estas conclusiones después de haber encuestado a casi 16.000 pacientes durante el mes de mayo y junio que estaban pendientes de una consulta de un especialista y de la realización de una prueba diagnóstica. Múgica explicó que la intención inicial era acceder a los registros oficiales de las diferentes comunidades, pero que el «oscurantismo» y las dificultades que encontraron en casi todas ellas les llevó a la opción de entrevistar directamente a enfermos del 48 por ciento de las áreas sanitarias de las 17 comunidades autónomas.

De las encuestas se deriva que el tiempo medio de espera para acceder a una primera visita del especialista es de 65 días a los que hay que añadir otros 63 que el enfermo tiene que esperar de media hasta la realización de una prueba diagnóstica. Según Múgica, en el mejor de los casos, esto es si el paciente ha gestionado la segunda cita con el especialista a la vez que la prueba diagnóstica, el plazo es de cinco meses. Si no ha tenido esa precaución, mucho más.

Esta es la media. Los datos oscilan en una horquilla en función de la especialidad y la comunidad autónoma que el director de la OCU considera también «inaceptable». Así por ejemplo, Canarias es la que peor funcionan en ese sentido. En esta comunidad, el tiempo medio para visitar al alergólogo por primera vez es es de 217 días; 137 si se quiere ver al cardiólogo; 135 para el cirujano; 162 para el dermatólogo; 99 para el ginecólogo o 195 para el neurólogo.

PRUEBAS DIAGNOSTICAS

En el lado contrario se sitúa Castilla-La Mancha, cuyos tiempos medios están por debajo de los 30 días que la OCU ha estimado «aceptables» tanto para una primera visita al especialista como para la realización de la prueba.

Diferencias similares se producen en relación a las pruebas diagnósticas. Hacerse una mamografía en Extremadura puede tardar 131 días de media frente a los 21 de Murcia. También llaman la atención los 118 días de espera para una ecografía en Galicia frente a los 26 también en Murcia o los 27 de Castilla-La Mancha.

Según Múgica, los buenos resultados de Castilla-La Mancha, son debidos fundamentalmente a que esta es la única comunidad que tiene recogidos los tiempos de espera máximos por ley, con la opción de la consulta privada a cargo de los fondos públicos en el caso de que no sea posible cumplirlos.

Por eso, una de las principales reivindicaciones de la OCU es que todas las comunidades autónomas legislen «un derecho que está reconocido pero que al no existir ningún referente, su cumplimiento está en el aire». Múgica recordó asimismo que tanto PP como PSOE prometieron en su programa electoral rebajar a siete días el tiempo máximo de espera para las pruebas diagnósticas básicas; a diez para la primera consulta del especialista y a 45 para las intervenciones quirúrgicas programadas.

SONROJO DE LOS POLITICOS

A la luz de estos datos, considera que todos los responsables sanitarios «deberían sonrojarse» ya que los plazos que se están produciendo «ni siquiera se aproximan a los que prometieron». Múgica aseguró no obstante, que pese al temor de la ministra de Sanidad de utilizar estos datos con fines partidistas, «los peores y los mejores datos los hemos encontrado en comunidades autónomas gobernadas por partidos de diferente signo político».

Por eso, esta entidad considera «inaceptable» que teniendo las infraestructuras, «pagadas con el dinero de todos los contribuyentes», no se amplíe el horario para realizar pruebas y técnicas diagnósticas por la tarde, tal y como se hace en Castilla-La Mancha. En este marco, Múgica considera comprensible que los servicios de urgencia se colapsen ya que el ciudadano entiende que es la única alternativa que tiene ante la incertidumbre de un diagnóstico a tan largo plazo.

La Organización de Consumidores ha enviado el informe al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la ministra de Sanidad, Elena Salgado, a los consejeros de todas las comunidades autónomas y a todos los partidos políticos.