.

GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

El sobrepeso y obesidad acorta la expectativa de vida de los niños de entre dos y cinco años, según pusieron hoy de manifiesto distintos expertos reunidos en Granada, en el marco del 27 Congreso Mundial de Medicina Interna, que advirtiron asimismo de que en el mundo ya hay «más de mil millones de personas que padecen estas patologías que, en España, se traducen en que la mitad de la población sufre de exceso de peso».

Según estos expertos, la obesidad y el sobrepeso se ha convertido en la epidemia del siglo XXI, una alteración en progersiva expansión en los niños, ya que, según alertaron, cerca de 22 millones de niños menores de cinco años presentan sobrepeso u obesidad. Así, indicaron que, en EEUU, el 10 por ciento de los niños en edad preescolar tienen sobrepeso y la mitad de ellos presentan intolerancia a la glucosa.

En este sentido, Wihelmine Wiese, de la Facultad de Medicina de la Universidad Wayne State (EEUU), señaló que en, «En Estados Unidos, al igual de lo que ha sucedido en muchos países europeos como España, el número de niños con sobrepeso se ha duplicado y el de adolescentes se ha triplicado».

A tenor de ello, precisó que la prevalencia de la obesidad en la población de entre 12 y 17 años «ha aumentado de un cinco a un 13 por ciento en varones y de un cinco a un nueve por ciento en mujeres». Según esta experta, en la actualidad «estamos viendo a niños con enfermedades clásicas de los adultos como diabetes mellitus tipo II o hipertensión».

La obesidad y el sobrepeso constituyen el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas asociadas a la alimentación como las patologías cardiovasculares, derrames cerebrales y ciertas clases de cáncer (colón y endometrio fundamentalmente), además de otras enfermedades como apnea del sueño, síndrome de hiperventilación, ciertos trastornos musculoesqueléticos e incluso infertilidad.

En este punto, Wihelmine Wiese advirtió de que, «la presencia de todas estas patologías, se traduce en un aumento de la morbimortalidad en el mundo, ya que más de 280.000 personas fallecen cada año a causa de este trastorno».

A juicio de la doctora Wiese, el «desequilibrio» entre el aumento de las comidas altas en azúcar y grasa y la disminución de la actividad física «es la raíz de este problema», conluyó.