.

WASHINGTON (EE.UU.), 30 (EUROPA PRESS)

Merck & Co anunció hoy la retirada voluntaria en todo el mundo de Vioxx, su medicamento para la artrosis, artritis y dolor agudo, debido a la detección de riesgo de eventos cardiovasculares confirmados en un estudio en curso destinado inicialmente a evaluar la eficacia de este fármaco en la prevención de la recurrencia de pólipos colorrectales en pacientes con historiade adenomas colorrectales.

En este estudio, hubo un incremento del riesgo relativo deeventos cardiovasculares confirmados, como infartos de miocardio e ictus (infartocerebral), que se inició a los 18 meses de tratamiento en los pacientes que tomaron Vioxx, en comparación con los pacientes que recibieron placebo.

Los resultados de los primeros 18 meses del estudio APPROVe no mostraron un incremento del riesgo de eventos cardiovasculares confirmados con Vioxx, y, en este sentido, los resultados eran similares a los dos estudios controlados con placebo descritos en laactual ficha técnica de Vioxx.

«Estamos llevando a cabo esta acción porque creemos que es la forma en que mejorservimos a los pacientes», dijo Raymond V. Gilmartin, Presidente de Merck & Co. «Aunque creemos que hubiese sido posible seguir comercializando Vioxx incorporando estos nuevos datos en la ficha técnica, dada la disponibilidad deotros tratamientos alternativos y los interrogantes que surgen a raíz de estos datos,llegamos a la conclusión de que una retirada voluntaria del producto era la formaresponsable de actuar», dijo.

APROVe es un estudio multicéntrico, aleatorizado, controlado con placebo y dobleciego diseñado para determinar el efecto a 156 semanas (tres años) del tratamientocon Vioxx sobre la recurrencia de pólipos neoplásicos del intestino grueso enpacientes con historia de adenoma colorrectal. El estudio incluyó 2600 pacientes ycomparó VIOXX 25mg con placebo. Se comenzó la inclusión de pacientes en elensayo en el año 2000.

Vioxx se lanzó en Estados Unidos en 1999 y ha sido comercializado en más de 80 países. En algunos países, el producto está comercializado bajo la marca CEOXX. Las ventas mundiales de Vioxx en 2003 fueron de 2.500 millones de dólares.