Entre el dos y el cinco por ciento de la población infantil tiene déficit de atención/hiperactividad

Expertos insisten en la conveniencia de tratar conductual y farmacológicamente este trastorno

MALAGA, 3 (EUROPA PRESS)

Se estima que entre el dos y el cinco por ciento de la población infantil española padece trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH). Este desorden, caracterizado por la inatención, la hiperactividad y la impulsividad acarrea importantes secuelas sociales al niño, que se ve abocado al fracaso escolar y a una frecuente mala relación con sus compañeros; y a la familia, muchas veces desbordada.

Expertos en la materia se dieron cita este fin de semana en Málaga para hacer una puesta al día sobre este trastorno e insistieron en la conveniencia de la medicación, un pilar del tratamiento que siempre cuenta con la resistencia de los padres.

Según explicaron los distintos ponentes en un seminario para periodistas organizado por la Asociación Nacional de Informadores para la Salud (ANIS) y patrocinado por los laboratorios Lilly, el TDAH tiene un origen fuertemente marcado por los genes, aunque el entorno es fundamental para que el trastorno se desarrolle y adquiera más o menos virulencia.

Alberto Fernández Jaén, jefe del Servicio de Neuropediatría del Hospital de La Zarzuela de Madrid, aseguró que está comprobado que este desorden en la conducta del niño está relacionado con desórdenes en la producción de dos neurotransmisores, la dopamina y la noradrenalina, aunque la educación que reciba es clave para una cierta contención del niño o por el contrario, un refuerzo de los síntomas.

Un niño con TDAH no tiene pensamiento reflexivo, no presta atención a los detalles, no sigue instrucciones, no escucha cuando se le habla directamente, extravía objetos continuamente, habla en exceso, se mueve continuamente en el asiento, no guarda turno, contesta antes de que termine la pregunta, interrumpe y se entromete en las actividades de los demás. El resultado es, según explicó María Jesús Mardomingo, jefa de la Sección de Psiquiatría Infantil del Hospital Gregorio Marañón, que el niño tiene dificultades de interacción personal y social, un rendimiento escolar bajo y una deficiente imagen de sí mismo, lo que muchas veces les lleva a la depresión.

En opinión de esta experta, el ritmo y el estilo de vida actual, marcado por la instantaneidad, la fugacidad, la búsqueda de éxito inmediato y el exhibicionismo ha hecho crecer la prevalencia de este trastorno. «Se están perdiendo aspectos como el silencio, la capacidad de escuchar o la cultura del esfuerzo», dijo.

REACIOS A LA MEDICACION

Todos los ponentes insistieron en la importancia de un abordaje multidisciplinar del trastorno, tanto farmacológico como pedagógico, con pautas en casa y en el colegio. Fernández Jaén explicó que la mayoría de los padres se muestran muy reacios a medicar a sus hijos, aunque insistió en la vasta experiencia que se tiene en este campo, en el que se lleva trabajando 30 años.

En la actualidad el fármaco de elección y prácticamente el único que se utiliza es el metilfenidato, que actúa para recuperar los niveles adecuados de dopamina y noradrenalina. Según aseguró Isabel Orjales, profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación, la medicación consigue automáticamente que el niño reduzca la actividad motriz, aumente el autocontrol y mejore la atención y la realización de tareas.

No obstante, subrayó que paralelamente hay que hacer una terapia cognitiva conductual para entrenar otras capacidades como el pensamiento reflexivo, la interpretación y solución de problemas y las habilidades sociales, entre otras. Además, recomendó que se inscriba a estos niños en actividades en las que destaquen o, en su defecto, que sólo sepan hacer ellos. «Es muy fácil que un chaval sea el mejor de la clase en tiro al arco porque seguramente será el único», expuso a modo de ejemplo. Esto le hará reforzar su autoestima.

Paralelamente al tratamiento del escolar, Orjales instó a los padres a recibir asesoramiento «porque deben convertirse casi en profesionales del control de la conducta» e incluso en acudir a terapia si la situación les ha deteriorado mucho. En ese sentido, explicó que hay una extensa red de asociaciones de padres que se han unido para hacer frente a este trastorno.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...