.

LONDRES, 3 (EUROPA PRESS)

La consulta de sitios de Internet en los que se ofrecen consejos sobre salud puede tener efectos muy negativos para la salud de muchas personas que, por miedo a enfermar o por no contar con un diagnóstico adecuado, pueden acabar recibiendo tratamientos de los que no tienen necesidad, según un estudio británico en el que se acuña un nuevo término para hablar de estos casos: «cibercondría».

«La gente que utiliza estos sitios puede recibir una recomendación médica errónea, lo que es muy inquietante», indicó el doctor Neil Coulson, director de la investigación que ha permitido llegar a estos resultados, en la universidad de Derby.

Tras 18 meses de estudio, los investigadores consideran que la mayor parte de los sitios relacionados con asociaciones especiales o con ONG dan buenos consejos, pero que los sitios dirigidos por particulares a menudo pueden ofrecer soluciones dañinas.