.

BILBAO, 4 (EUROPA PRESS)

En los últimos diez años todas las infecciones herpéticas han aumentado, fundamentalmente por el envejecimiento de la población y el aumento de pacientes inmunodeprimidos, entre los que se encuentran las personas trasplantadas y con sida, según explican los especialistas en este campo.

El jefe del servicio de Dermatología del Hospital de Cruces de Vizcaya y presidente de la Academia Española de Dermatología y Venerología, José Luis Díaz Pérez, presentó hoy en Bilbao junto con el director de Estudio de Bernard Krief, Javier de Noriega, las principales conclusiones del libro blanco sobre el Herpes.

Los especialistas confirmaron que en los últimos diez años todas las infecciones herpéticas han aumentado, siendo una de las más frecuentes el herpes zóster, la manifestación clínica de la reactivación del virus varicela-zóster.

Aunque no se conocen cuáles son los factores que desencadenan la reactivación del virus, los expertos advirtieron de que éste afecta con mayor frecuencia a las personas mayores de cincuenta años.

En la actualidad, el País Vasco es la comunidad que presenta menos casos de neuralgia post-herpética. Así, en el caso de las personas mayores de 70 años, Euskadi se sitúa 12 puntos por debajo de Madrid. En opinión del doctor Díaz Pérez, la causa de esta menor incidencia se debe únicamente a razones epidemiológicas.

No obstante, entre los 21 y los 50 años, las diferencias no son tan evidentes y el País Vasco pierde ese primer puesto de privilegio. «En este segmento de población se registran muchos más casos de VIH y sida, enfermedades que por ser inmunodepresoras potencian la aparición del herpes zóster», explicó el especialista.

El herpes zóster provoca una erupción en la piel y las lesiones generalmente aparecen a lo largo de un solo dermatoma y en un único lado del cuerpo. Los segmentos torácicos constituyen el área más afectada, aunque las lesiones pueden aparecer también en otras zonas como el cuello o la cara. En su fase más inicial, esta enfermedad se puede manifestar con dolor, de ahí que cuando afecta a la zona toráco-lumbar, a menudo se confunde con lumbalgias o hernias discales.

REACTIVACION DEL VIRUS

A juicio de los expertos, los elementos que pueden favorecer la reactivación del virus varicela-zóster en el periodo 2007-2008 serán principalmente la edad avanzada (más de 50 años), haber sufrido un trasplante y padecer cáncer. Aumentará también en pacientes con tratamientos médico-quirúrgicos agresivos, infectados por VIH y los afectados por el estrés.

Según explicaron, el tratamiento con un antivírico oral dentro de las 72 horas siguientes a la aparición de las primeras manifestaciones cutáneas pueden prevenir la aparición de neuralgias post-herpéticas. Asimismo, existen diferentes tratamientos farmacológicos disponibles para las infecciones producidas por este virus como los antivirales tópicos o sistémicos, analgésicos para controlar el dolor asociado, astringentes y secantes para tratar las lesiones cutáneas, antisépticos y antihistamínicos.

Según el doctor Díaz Pérez, los mejores tratamientos son los fármacos antivíricos, sistémicos y analgésicos aplicados según el caso particular de cada paciente.

En este sentido, criticó que la falta de guías terapéuticas de obligado cumplimiento para todos los médicos del Servicio Público de Salud, por lo que abogó porque la sanidad pública haga un mayor esfuerzo económico para «dar respuestas adecuadas a las personas que sufren el herpes zóster y sus complicaciones posteriores».