.

El alcohol, el tabaco y la falta de ejercicio siguen siendo los más extendidos entre la población joven

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Más de la mitad de la población -concretamente un 63 por ciento- tiene integrado en su vida al menos un hábito que supone un riesgo para la salud cardiovascular. Es la conclusión que se desprende de un estudio patrocionado por los laboratorios Pfizer elaborado a partir de 1.000 encuestas telefónicas entre población mayor de 14 años.

Los más extendidos siguen siendo el alcohol, el tabaco y la falta de ejercicio, más frecuentes entre los jóvenes. «Estamos incubando una población que dentro de unos años no se diferenciará mucho de la americana o la escocesa», afirmó Manuel Taboada, miembro del Grupo de Dislipemias de la Sociedad Española de Cardiología.

El estudio CARPE (Hábitos Cardiosadulables en la Población Española) arroja que el 30 por ciento de los españoles consume alcohol con frecuencia, el 27 por ciento fuma, el 20,5 por ciento no practica ejercicio y el 14,5 sigue una dieta inadecuada.

Casi la mitad de la población encuestada aseguró no beber alcohol nunca o casi nuca mientras que un 51 por ciento reconoció un consumo habitual de alcohol. El estudio refleja que a medida que aumenta la edad el consumo de bebidas alcohólicas disminuye.

En relación al tabaco, más de la mitad de los entrevistados se declararon no fumadores. Los jóvenes de 14 a 29 años son los que más fuman (38 por ciento) y los que menos, los mayores de 65 años. Un 20 por ciento se declaró ex fumador y de ellos la mitad supera los 45 años.

EJERCICIO DIARIO

Por otro lado, de las entrevistas en las que se preguntó si se practicaba algún ejercicio en el que incluyó el caminar, se desprende que el 80 por ciento de la población lo hace con una frecuencia de al menos una vez al mes. Precisamente los paseos son la actividad preferida (un 45 por ciento de la población) por encima de la gimnasia (14 por ciento), el fútbol (12 por ciento).

Por edades, llama la atención que la población que los mayores de 65 años son los que más ejercicio diario hacen mientras que los jóvenes de 14 a 29 son los que menos. A la luz de estos datos, unido a la popularidad de la dieta rica en grasas entre la gente joven, Taboada resaltó que se está incubando una población que en unos años «no se diferenciará de la norteamericana o la escocesa» y recordó los preocupantes porcentajes de población obesa en España.

Finalmente, las encuestas pusieron de manifiesto que la mayoría de la población reconoce el colesterol como un factor de riesgo para tener un episodio cardiovascular aunque igualmente la mayoría no sabe qué niveles tiene.