.

Los resultados de esta experiencia piloto se conocerán en marzo de 2005

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

La Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta ha comenzado a utilizar en los tratamientos para pacientes adictos a la heroína un fármaco, denominado buprenorfina, que permite avanzar en la curación de estas personas, según informó hoy la Administración autonómica.

Gracias a esta experiencia piloto se amplía la oferta de tratamiento y los proyectos de investigación de esta drogodependencia que se llevan a cabo en Andalucía, tras la consolidación del Programa de Metadona y la puesta en marcha del Plan Experimental de Prescripción de Heroína (Pepsa) que se lleva a cabo en Granada.

Esta sustancia comenzó a administrarse el pasado mes de julio y, en la actualidad, son 22 los pacientes que están participando en este proyecto que se está desarrollando en las comunidades terapéuticas de la Fundación Andaluza para la Atención a las Drogodependencias de Cartaya (Huelva), Los Palacios (Sevilla) y Tarifa (Cádiz), así como en el centro ambulatorio de la Asociación Antaris de Dos Hermanas (Sevilla). No obstante, esta experiencia piloto prevé su aplicación a un total de 50 pacientes.

El período de duración del programa a efectos de evaluación es de seis meses para cada paciente, a partir del momento del inicio del tratamiento, a lo que hay que añadir tres meses más para obtener la totalidad de la muestra. La Consejería del ramo prevé que los resultados preliminares de esta experiencia se conozcan en marzo de 2005.

La buprenorfina es un fármaco opiáceo inicialmente indicado para el tratamiento del dolor y que desde 1978 se viene proponiendo su indicación como medicamento para tratar el síndrome de abstinencia a opiáceos y para el mantenimiento de pacientes con dependencia.

Hasta ahora, la metadona era el único fármaco utilizado en Andalucía en los programas de mantenimiento por lo que con la buprenorfina se van a atender las necesidades individuales de estos pacientes tal y como propone el II Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones. La buprenorfina tiene algunas ventajas sobre la metadona, como es un menor riesgo en caso de sobredosis, el menor potencial de abuso entre los consumidores y un síndrome de abstinencia leve, así como la facilidad para su suministro, ya que se podrá dispensar directamente en las farmacias.

Este fármaco es hoy en día un tratamiento habitual y normalizado para pacientes con dependencia de opiáceos en países como Estados Unidos, Reino Unido y Francia. En el caso de Francia, es usado como fármaco de mantenimiento, por encima de la metadona.

En la comunidad andaluza hay actualmente más de 3.200 personas que reciben tratamiento en los centros ambulatorios de drogodependencias por su adicción a la heroína y 222 que están ingresadas en comunidades terapéuticas para rehabilitarse de esa dependencia. En total, son cerca de 18.700 los heroinómanos que participan en el programa de reducción de daños con metadona.