.

GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía mejorará el conocimiento de los investigadores sobre el cáncer gracias al impulso de la red andaluza de bancos de tumores, las cual quedará configurada por 13 centros, cuyo nodo central está ubicado en el Hospital San Cecilio de Granada.

En rueda de prensa, la consejera de Salud, María Jesús Montero, informó sobre la constitución de esta red que permitirá a los investigadores disponer de muestras neoplásicas preservadas en condiciones estandarizadas y homologadas, con el objetivo, según dijo, de «avanzar en el conocimiento sobre el cáncer y su tratamiento».

Se trata de una iniciativa del Sistema Sanitario Público de Andalucía que persigue convertir esta red en una pieza clave para el desarrollo oncológico, facilitando trasladar el avance biomédico a la asistencia de los pacientes con cáncer y promoviendo la investigación en este área.

La estructura de la Red andaluza de Bancos de Tumores se sustenta en el respeto de la individualidad de cada hospital dentro del cooperativismo. Los Bancos de Tumores se instalan en los Servicios de Anatomía Patológica de cada hospital participante, que es el encargado de almacenar las muestras de los tejidos.

A través de una red informática común se conecta a los diferentes bancos entre sí, facilitando el intercambio de datos, si bien las tareas de asesoramiento técnico, mantenimiento de la base de datos y realización de controles de calidad corren a cargo del nodo central de la red, ubicado en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada.

La red andaluza nace con la experiencia de los cuatro bancos de tumores que están actualmente funcionando en los hospitales Virgen del Rocío, Virgen de las Nieves, Jerez y San Cecilio. En el mes próximo seis centros más (Puerto Real, Puerta del Mar, La Línea, Pozoblanco, Complejo Hospitalario de Jaén y Torrecárdenas) pondrán en marcha sus propios bancos.

Según la consejera, esta red trabajará en la experimentación con fármacos para abordar nuevas líneas de tratamiento de tumores que en este momento no tienen una alta sensibilidad a determinados medicamentos.

Así, Montero explicó que ello «nos va a permitir aplicar los fármacos y ver cómo reacciona un tumor frente a esa sustancia química,» y a la vez señalo que facilitará la identificación de todos los pacientes con tumores en la comunidad andaluza, por si en un futuro existe una solución terapéutica se pueden beneficiar de las ventajas desarrolladas.

PROYECTO PARA REDUCIR GASTO FARMACEUTICO

Por otra parte, la consejera abordó también en rueda de prensa, la colaboración que Salud mantiene con un proyecto planteado por la Universidad de Granada en relación con la producción farmacéutica y alimentaria, que podría ser una línea de reducción del gasto farmacéutico.

Así, Montero explicó que es un proyecto que está dedicado al desarrollo, producción e innovación de medicamentos especiales de uso terapéutico.

La consejera destacó que el uso racional de los medicamentos «es una de las políticas en las que la Consejería de Salud ha puesto más empeño en los últimos años por su beneficio a la ciudadanía y por la enorme transcendencia económica que tiene esta partida en el conjunto del presupuesto de la Consejería».

En este sentido, señaló que en la actualidad «el gasto en medicamentos continúa en una escalada imparable a pesar de las numerosas medidas para controlar este crecimiento», por lo que manifestó que la intención de la Junta de Andalucía es colaborar con la Universidad «en todas aquellas líneas que dentro del marco de legalidad nos permitan avanzar en un mejor control del gasto farmacéutico».

Para la consejera este proyecto cuenta con un aspecto interesente y que puede cubrir una laguna existente en el marco de la industria farmacéutica como es el de la fabricación de medicamentos huérfanos, es decir, aquellos medicamentos destinados a pacientes que padecen las llamadas enfermedades raras.

Este tipo de medicamentos no resultan rentables para la industria farmacéutica, según Montero, «lo que produce desabastecimiento de mercado».

Así, señaló que en nuestra comunidad se estima que los hospitales andaluces atienden cada año una media de 20.000 personas afectadas en algunas de las enfermedades raras, «por lo que cualquier iniciativa que adopte la UGR en esta línea, siempre nos ayudará a mejorar la calidad de vida de estos pacientes».