.

ESTOCOLMO, 8 (EUROPA PRESS)

Los efectos de la quimioterapia sobre un tumor cancerígeno pueden determinarse en un estado precoz del tratamiento gracias a la espectroscopia por resonancia magnética (SRM), según anunciaron hoy científicos suecos, a raíz de una investigación.

La reacción de un tumor sólido a un tratamiento citotóxico puede analizarse pocos días después del comienzo e, incluso, antes de que cambie el tamaño del tumor, según una investigación realizada por el Instituto Karolinska de Estocolmo, bajo la dirección del profesor Per Kogner, especialista en Oncología infantil.

«Es un método que existe desde hace cierto tiempo y que permite determinar si un tejido cerebral es cancerígeno o no. Lo que es nuevo, es que en lugar de utilizar la espectroscopia para el diagnóstico, la usamos para evaluar la terapia y decidir un cambio muy rápido si no funciona», explicó Kogner.

Así, se puede proceder a este examen con cualquier cámara magnética, que poseen casi todos los hospitales. «Actualmente, se trata a menudo a niños con tumores cancerígenos durante varias semanas o varios meses antes de saber con certeza si el tratamiento funciona o no», explica, y añade que con una evaluación más precoz, las oportunidades de ofrecer un tratamiento mejor adaptados a cada niño crecen.

Las conclusiones de este análisis, publicado en la revista «The Journal of the National Cancer Institute», se elaboraron a raíz de cultivos de células cancerígenas y en ratas que desarrollaron neuroblastomas, uno de los tumores malignos más frecuentes en los niños después de la leucemia y el tumor cerebral.

Los ensayos clínicos en niños afectados de neuroblastomas y otros tumores comenzaron este año en el hospital infantil Astrid Lindgren de Estocolmo. «Ya tenemos indicios de que el método funciona, pero son todavía resultados preliminares», precisó Kogner.