.

PARIS, 10 (EUROPA PRESS)

Unos 5.000 niños mueren cada día por no haber sido vacunados, según el Fondo Mundial para la Vacuna, que reclama unos 100 millones de dólares (80,5 millones de euros) adicionales al año para cumplir mejor su tarea de prevención en los niños más pobres del planeta.

«Más de 30 millones de niños no han sido aún vacunados en su primer año de vida, y en el estado actual de cosas, cerca de tres millones van a morir de una enfermedad que se podría haber evitado, es decir, unas 8.000 vidas que se podrían salvar cada día, entre ellas las de 5.000 niños», declaró en una entrevista con la AFP el presidente del Fondo Mundial para la Vacuna, Jacques-François Martin, con ocasión del congreso mundial sobre vacunas que se celebra en Lyon (suroeste) de lunes a miércoles.

El congreso está organizado por la Alianza mundial para las vacunas y la inmunización (GAVI en sus siglas en inglés) y el Fondo Mundial para la Vacuna, que buscan favorecer el acceso a la vacunación de los niños de los países pobres y funcionan sobre la base de una asociación pública-privada (ONG, OMS, UNICEF, fabricantes de vacunas, etcétera).