.

Señala con los tratamientos con antivirales son efectivos en un 90 por ciento si se usan antes de las 72 horas

SEVILLA, 11 (EUROPA PRESS)

La introducción en España de la vacuna de la varicela, actualmente se está llevando a cabo una experiencia piloto en Inglaterra, «podría erradicar el herpes zóster en un horizonte de 70 años a 80 años», según explicó a Europa Press el jefe de sección de Dermatología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, Antonio Rodríguez Pichardo, quien, no obstante, se mostró cauto, «ya que aún necesitamos conocer como reaccionarán estos pacientes de campo, además de que no hay que olvidar que lo que se está inoculando es el virus de la varicela atenuado».».

Según explicó Rodríguez Pichardo, el herpes zóster, «comúnmente conocido entre la población como «culebrilla», es en realidad la manifestación o reactivación en edad adulta del virus de la varicela, ya que pertenece a la misma familia vírica, en concreto el virus de la varicela-zóster».

En este sentido, sostuvo que diversos estudios de campo, «fundamentalmente en EEUU e Inglaterra, están probando la vacuna de la varicela con este fin», si bien reconoció «que, por el momento, la frecuencia del herpes zóster es la misma». Aún así, apuntó que «probablemente si se introduce esta vacuna se podría erradicar también el herpes zóster».

En cuanto a la incidencia de herpes zóster y su relación con aquellas personas que han pasado en su infancia la varicela, este experto apuntó que «aunque se haya pasado de pequeño la varicela, el virus de la varicela-zóster puede reactivarse en forma de herpes a edad adulta, ya que el hecho de que se haya pasado la varicela no significa que se esté inmunizado contra una reactivación posterior».

No obstante, señaló que, «por regla general y exceptuando los grupos de riesgo como pacientes prulipatológicos o con VIH, entre otros, el virus de la varicela-zóster sólo se reactiva una vez en la vida». Es decir, continuó Rodríguez Pichardo, «el virus se manifestaría en primera instancia con la varicela y, posteriormente, se reactivaría a través de un herpes zóster».

Respecto a los factores y colectivos de riesgo del herpes zóster, indicó que el envejecimiento, las situaciones continuada de estrés, la bajada generalizada de las defensas o pacientes con VIH o trasplantados «son grupos de riesgo en los que el herpes puede aparecer más eficazmente», ya que, según argumentó, «suelen ser pacientes tratados con inmunosupresores».

APARICON DEL HERPES EN EDADES MAS TEMPRANAS

Asimismo, sostuvo que «cada vez estamos diagnosticando el herpes zóster a edades más tempranas», algo, indicó, que también está ocurriendo a la inversa con la varicela, «puesto que también se dan cada vez más casos de varicela en adultos». En estos caso de varicela en adultos indicó que su tratamiento «habría que llevarse a cabo igual que si se tratase de una herpes zóster».

Respecto al tratamiento del herpes zóster, se refirió a la familia de fármacos antivirales tópicos o sistémicos «que tratarían en sí la patología», así como al uso de analgésicos «que actuarían a nivel de la sintomatología del paciente, es decir, controlarían y paliarían el dolor asociado a esta enfermedad que, en realidad es el factor más importante».

USO DE ANTIVIRALES EN LAS PRIMERAS 72 HORAS

«Es más problemática la aparición de una neuralgia, que es el residuo de la enfermedad y que puede durar meses, que el propio herpes en sí», aclaró el jefe de Dermatología del Virgen Macarena, quien señaló que, «por ello, es vital tratar a estos pacientes con antivirales, sobre todo, antes de las primeras 72 horas de manifestarse los síntomas –que son visibles–, ya que la efectividad del antiviral es del 90 por ciento y su efecto disminuye hasta un 30 por ciento a partir del quinto y sexto día».

En cuanto a la prevalencia en Andalucía de las neuralgias post-herpéticas, manifestó que las cifras «no se pueden conocer a ciencia exacta, ya que no es una enfermedad de declaración obligatoria», si bien apuntó que cerca de un 40 por ciento en pacientes mayores de 70 años la padecen, por un 29 por ciento de personas de entre 51 y 70 años y un 11,7 por ciento de entre 21 a 50 años».

El herpes zóster provoca una erupción en la piel y las lesiones generalmente aparecen a lo largo de un sólo dermatoma y en un único lado del cuerpo. Los segmentos torácicos el área más afectada, aunque las lesiones pueden también aparecer en zonas como el cuello o la cara.