.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, ha abogado por aumentar los esfuerzos para mejorar la asistencia sanitaria y calidad de vida de los enfermos con problemas mentales, que superan los 3,5 millones de personas en España. Asimismo, indicó que el Gobierno ofrecerá un mayor apoyo a las familias que tienen que soportar la carga de estos afectados.

Con motivo del «Día Mundial de la Salud Mental», que se celebró el sábado, Salgado detacó el «interés y dedicación» del Gobierno para mejorar las condiciones de vida de todos estos afectados y, en particular de las 400.000 personas que sufren trastornos mentales graves.

En este sentido –señaló– desde la aprobación de la Ley General de Sanidad en 1986 se ha avanzado mucho en la atención a estos enfermos, aunque queda mucho por hacer sobre todo en el campo de la investigación para conocer las causas de las patologías y poder prevenirlas, en el ámbito asistencial, y en el social, entre otros.

El lema de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para este día es «Salud física y salud mental» con la finalidad reforzar la importancia y la relación entre estos dos estados de salud, explicó Salgado. Por ello, el Ministerio de Sanidad insistirá en la necesidad de promover hábitos de vida saludables entre los enfermos que sufren problemas mentales –aunque parezca difícil– puesto que mejorará su salud general.

Asimismo, Salgado afirmó que su Departamento trabajará para poder prevenir los efectos de los medicamentos sobre el estado de salud. En este sentido, recordó que el Ministerio, en colaboración con las comunidades autónomas, ha decidido implantar un visado o autorización para la dispensación de un determinado tipo de fármacos (antipsicóticos atípicos) que pueden tener efectos secundarios sobre la salud para garantizar la seguridad de los pacientes.

No obstante, insistió en que «ningún enfermo que lo precise va a quedarse sin medicación y que los pacientes consumidores habituales van a poder seguir haciéndolo en las mejores garantías de calidad y seguridad».

Finalmente, Salgado constató que el Gobierno está preparando una ley de atención a las personas en situación de dependencia que va a mejorar la asistencia de estos afectados y ofrecerá un mayor apoyo a las familias de los enfermos mentales, que soportan el esfuerzo de esta carga.