.

LYON (FRANCIA), 13 (EUROPA PRESS)

Especialistas y fabricantes de vacunas, reunidos en un congreso mundial en Lyon (Francia), advirtieron hoy de que las capacidades de producción mundiales de una eventual vacuna par hacer frente a una pandemia de gripe aviar a escala mundial son insuficientes.

Cerca de 200 especialistas manifestaron su inquietud ante el riego de una pandemia de gripe aviaria, sobre todo por los obstáculos existentes a la elaboración y a la rápida difusión de la vacuna.

Para evocar este problema el doctor John Wood, responsable de la división de virología en el «National institute for biological standards and control» (Reino Unido), puso como ejemplo las investigaciones de su laboratorio, que consisten en intentar modificar genéticamente el virus para volverlo inofensivo.

«El 19 de enero pasado recibimos la cepa del virus H5N1 que ha causado varias muertes en el sudeste de Asia. El 12 de febrero, una vacuna candidata había sido elaborada. Las pruebas de seguridad terminaron el 8 de abril. O sea 80 días antes de poder únicamente comenzar a producir una vacuna», explicó Wood.

La epidemia de gripe aviaria que afectó a Asia causó oficialmente 27 muertos, 19 de ellos en Vietnam y 8 en Tailandia. La epidemia asiática hace temer el encuentro, en el ser humano, del virus de las aves con el de la gripe humana clásica, cruce que podría desembocar en un nuevo virus capaz de desencadenar una epidemia mundial, como la de la gripe española que causó unos 20 millones de muertos a principios del siglo XX, justo al finalizar la Primera Guerra Mundial.

Los cerdos son considerados un intermediario idóneo para ese peligroso cruce entre virus humanos y animalesEl descubrimiento del virus más virulento de la gripe aviaria en cerdos en China aumenta el riesgo de pandemia para el hombre, pero todavía no hay motivos de pánico, declaró el director de la OMS para Asia, Shigeru Omi.

Según los especialistas, una vez la vacuna producida en laboratorio el paso a una fabricación industrial necesita de largas etapas: pruebas clínicas para probar que la vacuna es eficaz sin ser patógena, manejo de los asuntos de propiedad intelectual y procedimientos para la obtención de licencias.

«El virus mortal este año es ligeramente diferente al que golpeó en 1997, y si una pandemia estalla, su cepa será con toda probabilidad diferente. Es en consecuencia muy difícil hacer reservas de una vacuna que no será forzosamente adecuada», añadió Wood.

Con miras a acelerar los procedimientos para las licencias, el laboratorio planea hacer aprobar una vacuna sin objeto, con el fin de permitir posteriormente a una vacuna del mismo tipo, elaborada a partir del virus correspondiente, saltarse las etapas.

Este procedimiento fue aprobado por Florence Fuchs, directora de la Agencia francesa de seguridad alimentaria en Lyon, quien se refirió a los recientes adelantos de la Unión Europea en materia de coordinación ante la amenaza sanitaria.

Pero los participantes en el congreso, organizado por la Alianza mundial para las vacunas y la inmunización (Global alliance for vaccines and immunization) y el Fondo mundial para las vacunas, no comparten este optimismo.

Incluso si existiera una vacuna, o fuera rápidamente elaborada, las capacidades de producción mundiales son insuficientes, según estas organizaciones, a las que pertenecen representantes de gobiernos, laboratorios y firmas privadas, y existe un gran riesgo de ver a los países que tienen los medios organizarse para vacunar a su propia población antes de exportar su producción de vacunas.

«Hay diferentes instituciones públicas y privadas comprometidas, pero se necesitaría una autoridad de coordinación capacitada para definir por adelantado la cantidad de dosis que deben ser producidas y crear las estructuras que faciliten una distribución equitativa», estimó el doctor Bram Palache, del laboratorio Solvay Pharmaceuticals.