.

BRUSELAS, 13 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea anunció hoy un acuerdo entre los Veinticinco para establecer los niveles máximos de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), entre ellos el benzopireno, permitidos en los productos alimenticios de la Unión Europea.

Un comité científico de la UE determinó en diciembre de 2002 que el benzopireno es cancerígeno y dañino para la salud humana, lo que determinó el estudio sobre la presencia de estos en los alimentos. Estas disposiciones se aplican a los productos que contienen grasas y aceites, así como a los que están sometidos a procedimientos de ahumados o secados que son susceptibles de estar contaminados.

Igualmente, el Ejecutivo comunitario propuso fijar niveles máximos de estas substancias en los pescados, que pueden presentar también altos niveles de contaminación provocados por el mal estado y la suciedad de su medio natural. La marea negra fue el ejemplo que citó la Comisión Europea en un comunicado.

Los hidrocarburos aromáticos suelen formarse en los productos alimenticios que están sometidos a tratamientos que los ahuman, calientan o secan. De este modo, los productos de combustión entran en contacto con los alimentos, provocando su contaminación.

El comisario europeo responsable de Salud y Protección a los consumidores, David Byrne, celebró esta votación en el Comité de la Cadena Alimentaria y el Bienestar Animal de la UE, al tiempo que declaró que la contaminación de estos hidrocarburos ha figurado entre sus preocupaciones tras la cadena de incidentes de contaminación de aceites vegetales, ocurridos en 2001. «Me alegro del acuerdo al que se ha llegado hoy que garantizará un nivel de protección de la salud pública idéntico en toda la Unión Europea», manifestó.