.

BRUSELAS, 13 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea estableció hoy los niveles máximos permitidos de la ocratoxina A en los productos del café, el vino y el zumo de uva, con el fin de reducir los daños que esta sustancia cancerígena puede producir en los humanos, según informó la Comisión Europea en un comunicado.

Esta microtoxina puede contaminar los productos agrícolas antes o después de la cosecha, por lo que la UE ya había establecido, con anterioridad, los contenidos máximos de este contaminante en productos como los cereales. Con la propuesta actual, pretende también establecer los niveles en dichos productos, considerados de alto consumo.

Los límites impuestos permiten una proporción de 0,005.gramos de la ocratoxina A en los granos de café torrefacto o café molido. Para el café soluble se acepta la cantidad de 0,010 gramos. En el caso del vino, del zumo de uvas o de otras bebidas derivadas de esta última, la proporción admitida es de 0,002 gramos.

El comisario europeo responsable de Salud y Protección a los consumidores, David Byrne, afirmó que «al fijar los contenidos máximos de ocratoxina A, sabemos que los consumidores pueden beber café y vino sin preocuparse por una eventual contaminación de estos productos».

Byrne ha afirmado que la propuesta de la Comisión Europea refuerza también la seguridad alimenticia de un grupo «vulnerable» de la población, como los niños, que son grandes consumidores del zumo de uvas. La propuesta de Bruselas contó con el apoyo del Comité Permanente de la Cadena Alimenticia y del Bienestar Animal de la UE, en el que se reúnen expertos de los Veinticinco.