Investigadores de la UMA intentan demostrar que la dieta mediterránea previene enfermedades cardiovasculares

MALAGA, 14 (EUROPA PRESS)

El estudio Predimed, que cuenta con la participación de investigadores de la Universidad de Málaga, intentará verificar durante tres años las propiedades preventivas de una alimentación mediterránea en personas con factores de riesgo cardiovascular.

El proyecto denominado «Efectos de la dieta tipo mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular», consiste en un ensayo clínico para investigar, desde diferentes puntos de vista y con 12.000 pacientes, si el hecho de adoptar hábitos alimenticios mediterráneos consigue evitar patologías relacionadas con el corazón, el aparato circulatorio o incluso el cáncer.

En él participan 17 entidades médico-sanitarias de toda España dedicadas cada una a un nodo concreto del estudio y engloba a ocho comunidades autónomas distintas donde colaboran 200 centros de salud para incorporar a los pacientes. Aunque se ha proyectado para tres años, esperan poder ampliarlo a cinco, según informaron desde la Universidad malagueña en un comunicado.

Como criterios de inclusión de las personas, si son hombres deben tener entre 55 y 80 años, y si son mujeres, entre 60 y 80. De la misma forma, han de reunir dos requisitos: Padecer diabetes tipo II –la habitual en las personas mayores– o que confluyan tres o más factores de riesgo, tales como el tabaquismo, hipertensión arterial, colesterol alto, sobrepeso o antecedentes familiares de cardiopatías isquémicas –isquemia o infarto de miocardio–.

Dentro de este estudio, financiado por el Instituto Carlos III, en Andalucía participan científicos de Málaga y Sevilla. En la universidad malacitana lo desarrolla el Departamento de Medicina Preventiva bajo la coordinación del doctor Enrique Gómez Gracia. El proyecto que tienen encomendado se relaciona con el estudio de los metales pesados –plomo, cromo, cerio, etcétera–.

«Estos se acumulan en el pelo y en la uñas. Nosotros estudiamos su acumulación en las uñas de los pies. Le pedimos a los participantes en el estudio que nos remitan las uñas para poder analizarlas. Al final tendremos material suficiente para analizar su relación con enfermedades cardiovasculares», indicaron.

GRUPOS Y ALIMENTOS

Las 12.000 personas a las que se pretende llegar y que van a observarse durante tres años en Predimed se dividen al azar en tres grupos de 4.000 cada uno. Al primero de ellos, el de control, simplemente se les aconseja que lleven una alimentación saludable; es decir, las recomendaciones habituales; labor para la que en Málaga colaboran con el proyecto una dietista y una enfermera.

A los segundos, la dietista les enseña cómo llevar la alimentación mediterránea, ayudándolos a confeccionar la lista de la compra, aportándoles un recetario de cocina, y por último, obsequiándoles aceite de oliva virgen extra para que lo consuman habitualmente.

El último grupo es prácticamente igual que el anterior, con la diferencia de que en lugar de aceite de oliva, se le ofrecen frutos secos. En concreto, 30 gramos diarios de avellanas, nueces y almendras ricas en ácido fólico, vitamina E o ácidos grasos esenciales como Omega 3 vegetal.

Antes de comenzar el proceso, la dietista Almudena Fernández de Castro les pasa unos cuestionarios para determinar el grado de afiliación a los hábitos de alimentación mediterráneos. Cada tres meses se reúnen con ella para controlar y revisar la dieta.

El estudio piloto se presentó en marzo con los resultados de los 1.800 primeros análisis practicados desde octubre a diciembre. En los pacientes de los grupos de aceite de oliva y frutos secos se ha reducido la concentración de grasas en los marcadores de inflamación del aparato circulatorio, lo que disminuye el riesgo de desarrollar arteriosclerosis.

Esto mismo ocurrió con los de aceite de oliva, que han aumentado la fracción HDL del colesterol, el que actúa como protector también frente a la arteriosclerosis.

«Estamos muy contentos con los resultados preliminares, debemos seguir recolectando pacientes para tener evidencias científicas de que el aceite de oliva tiene propiedades preventivas ante enfermedades cardiovasculares», afirmó el doctor Gómez Gracia.

La intención es que en otoño, cuando cumple un año del inicio del proyecto, tener más datos y presentarlos en Málaga junto a Hojiblanca, la empresa que les proporciona altruistamente el aceite de oliva virgen extra.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...