.

Sólo el 23 por ciento de las españolas sigue amamantando a sus hijos a los seis meses, pese a las ventajas de la alimentación natural

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y Consumo se ha marcado como objetivo fomentar la lactancia materna, y para ello se ha comprometido a tomar medidas para mejorar la información de que disponen los pediatras al respecto y hacer que esta forma de alimentación natural sea la única para la mayoría de los bebés durante los seis primeros meses de vida.

Así lo explicó esta semana la ministra de Sanidad, Elena Salgado, quien se comprometió a hacer todo lo que esté en su mano para crear en España un clima favorable a la lactancia materna.

Según datos del Ministerio de Sanidad, en torno al 80 por ciento de las españolas da de mamar a sus hijos tras el parto, porcentaje que baja hasta el 60,5 por ciento a las seis semanas y al 42,4 por ciento a los tres meses. No obstante, a los seis meses sólo el 23,6 por ciento de las madres españolas amamanta a sus hijos, algo que la ministra no relaciona con la vuelta al trabajo, sino con la falta de una información suficiente sobre las ventajas de la alimentación natural.

De hecho, a juicio de Salgado, las madres trabajadoras «son las que más amamantan a sus hijos», ya que tienen «más formación y más información». En este sentido, considera que el abandono de esta forma de alimentación en favor de la artificial se corresponde con una «insuficiente información», pero también con la actitud de los profesionales sanitarios que «ensalzan de buena fe» la comodidad y ventajas de la alimentación artificial, mientras que sólo el 10 por ciento de las madres tienen problemas físicos que les impiden lactar.

En este sentido, el pediatra Luis Ruiz Guzmán, coordinador de la iniciativa de Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) «Hospitales Amigos de los Niños», explica que la lactancia materna presenta numerosas ventajas frente a la alimentación artificial. Así, indica que las personas que se han alimentado con leche de su madre padecen en el futuro menos problemas cardiovasculares y de hipertensión, son menos obesos y sufren menos infecciones.

Asimismo, asegura que los niños que han recibido alimentación natural hasta el quinto mes tienen una tasa de ingreso hospitalario cuatro veces menor durante el primer año de vida, así como que las madres que dan de mamar tienen menores tasas de cáncer de mama, de ovario y de osteoporosis en el futuro.

Por su parte, el presidente del Comité Español de Unicef, Francisco González-Bueno, destaca que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un millón de niños de los once que cada año mueren en el mundo por causas evitables no habrían fallecido si hubieran tenido acceso a la lactancia materna.

LACTANCIA MATERNA, EL «PATRÓN DE ORO»

En definitva, para la ministra de Sanidad la lactancia materna exclusiva en los seis primeros meses, que calificó de «segura, saludable y sostenible», debe ser el «patrón de oro», tal como indica el lema de este año de la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Para Salgado, en consecuencia, esta forma de alimentación debe ser «una de las estrategias prioritarias para el fomento y la protección de la salud en todo el mundo», de forma que mantener unas bajas tasas de lactancia materna supone «una ocasión perdida de proteger y promover la salud de los niños, de las mujeres, de las familias y del medio ambiente».

La ministra entiende que la lactancia materna debe estar «entre las principales prioridades de salud pública», de forma que se emprendan «acciones concertadas en todos los sectores implicados para que las madres quieran y puedan amamantar a sus hijos durante los primeros seis meses».