.

SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

Alrededor del 80 por ciento de las lesiones de la mama son benignas, según destacó hoy el Centro DIMA de Sevilla que, no obstante, advirtió de que una de cada doce mujeres españolas es susceptible de padecer esta dolencia. Por ello, este centro abogó por la detección precoz de este tumor.

Aún así, el Centro DIMA subrayó que un tumor maligno descubierto en su fase inicial «supone la recuperación total del paciente en el 90 por ciento de los casos», mientras que si el proceso está avanzado el porcentaje de curación «se reduce al 75 por ciento».

Por ello, dicho centro reiteró que la prevención «se convierte en la piedra angular para combatir esta enfermedad», e instó a las mujeres a que se realicen una inspección mamaria visual y táctil, así como visitar al ginecólogo por lo menos una vez al año, «ya que el diagnóstico precoz aumenta la supervivencia en torno al 95 por ciento».

En cuanto a cómo realizarse una inspección visual, el Centro Dima destacó en una nota remitida Europa Press que es necesario colocarse delante de un espejo y observarse con los brazos levantados. Respecto a la observación táctil, señaló que es preciso ponerse tanto en pie, como tumbada y levantar el brazo derecho para recorrer con la mano el pecho de ese mismo lado en busca de cualquier bultito –la operación tiene que repetirse con el brazo izquierdo–.

Del mismo modo, recomendó que, a partir de los 40 años, todas las mujeres se sometan a mamografías ocasionales que, convenientemente, se repetirán cada uno o dos años.

MESA PRONA DE BIOPSIA

En cuanto al método más eficaz para el diagnóstico, dicho centro sostuvo que la Mesa Prona de Biopsia por Estereotáxia Digital constituye la alternativa «más recomendable» a la cirugía convencional como medio de diagnóstico y permite, entre otras muchas ventajas, «la realización de biopsias mamarias no quirúrgicas e indoloras, al tiempo que no deja cicatrices ni deformaciones en la mama y permite al paciente continuar con su vida normal, ya que no precisa ingreso hospitalario».

Por ello, el Centro DIMA recomedó que, antes de someterse a una intervención de cirugía de la mama, la mujer debe conocer el diagnóstico de la lesión, «ya que el 80 por ciento de ellas, según las estadísticas, no van a necesitar una operación quirúrgica, puesto que el diagnóstico puede realizarse mediante otros métodos más inocuos y menos agresivos».