.

BRUSELAS, 18 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha escogido 42 imágenes para alertar sobre los peligros del tabaco que podrán aparecer en los paquetes de cigarrillos de la Unión a partir de este mismo mes, según informaron a Europa Press fuentes comunitarias. Esta iniciativa sigue el ejemplo de países como Brasil o Canadá, que muestran en las cajetillas fotografías en color de personas con cáncer agonizando o pulmones enfermos con el objetivo de disuadir a los fumadores.

El comisario de Sanidad, David Byrne, presentará el próximo viernes 22 de octubre las ilustraciones que podrán utilizar los Estados miembros de la Unión Europea. Las imágenes han sido seleccionadas y sometidas a prueba en estrecho contacto con las autoridades nacionales de los Veinticinco, un proceso que ha retrasado la introducción de esta medida, en principio prevista para el 1 de octubre, explicaron las fuentes.

Al final, se han retenido 3 imágenes para ilustrar cada una de las 14 advertencias que figuran ya en las cajetillas, como: «Fumar acorta la vida», «Fumar obstruye las arterias y provoca cardiopatías y accidentes cerebrovasculares», «Fumar provoca cáncer mortal de pulmón», «Fumar puede ser causa de una muerte lenta y dolorosa», o «Fumar durante el embarazo perjudica la salud de su hijo», entre otras.

Cada Estado miembro tendrá libertad para decidir si exige a los productores de tabaco la introducción de fotografías en color o ilustraciones en una de las caras de las cajetillas junto con las advertencias escritas, o si mantiene sólo el texto. Desde el 30 de septiembre de 2003, la legislación europea obliga a incluir un texto impreso en grandes caracteres negros sobre fondo blanco que cubra al menos un 30 por ciento del frente de la cajetilla y el 40 por ciento de la parte posterior.

El Ejecutivo comunitario considera que, de acuerdo con la experiencia de otros países, la utilización de advertencias sanitarias con fotografías en color puede ser un medio «eficaz» para disuadir a los ciudadanos del hábito de fumar e informarlos de los riesgos que ello entraña para la salud. Por ello cree que esta medida es un «elemento clave» de una política global de control del tabaco.