El paciente desconoce los efectos adversos de los fármacos con los que habitualmente se trata el dolor, según un estudio

Médicos y pacientes consideran que tomar antiinflamatorios con comida previene los problemas gástricos, aunque no está demostrado

SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS)

La mayoría de los pacientes que toman antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) clásicos para el tratamiento del dolor crónico desconocen los efectos adversos de estos medicamentos, según se desprende de la Encuesta Europea sobre el Manejo del Dolor Reumático, que se presentó en el marco del pasado XXVI Congreso de la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista (Semergen)

Los datos de este sondeo fueron realizados por el Arthritis Action Group –un comité multidisciplinar europeo para concienciar sobre el tratamiento del dolor–, y en el que han participado ocho países europeos incluido España.

Según el informe, los datos reflejan que tanto médicos (80 por ciento) como pacientes (87 por ciento) creen que ingerir antiinflamatorios junto con la comida evita los problemas gástricos habitualmente asociados a su uso, algo que, para el jefe de Servicio de Reumatología del Hospital La Paz de Madrid, Emilio Martín Mola, «no está demostrado científicamente».

Asimismo, la encuesta revela que existen unas diferencias evidentes en la percepción de los riesgos de los antiinflamatorios no esteroides entre médicos y entre pacientes.

Así, casi el 70 por ciento de los pacientes creen estar libres de los efectos adversos si toman la medicación como se la han prescrito, «algo en lo que los médicos discrepamos», asegura dicho especialista.

Esta encuesta europea sostiene igualmente que cerca de la mitad de los pacientes tratados con estos fármacos cree que antes de que un medicamento de estas características le provoque un problema gastrointestinal grave, como úlceras, sufrirá algún aviso previo, tal como dolor de estómago o gastroenteritis.

No obstante, dicho experto sostiene que la realidad «es otra muy distinta, ya que el 40 por ciento de los individuos que toman antiinflamatorios no experimenta síntomas previos antes de sufrir complicaciones gastrointestinales severas como hemorragias o perforaciones».

MORTALIDAD ASOCIADA A AINES

Por otro lado, un estudio elaborado por la Asociación Española de Gastroenterología, apunta a que unos 900 españoles fallecen al año por complicaciones gástricas e intestinales directamente relacionadas con el consumo de antiinflamatorios no esteroideos y aspirina.

Este último estudio, que fue el primero de estas características realizado en España, señala que en 2001 se registraron 50.000 ingresos hospitalarios producidos por hemorragia digestiva o perforación, de los cuales 15.000 habían sido motivados por el consumo de antiinflamatorios no esteroideos.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...