.

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

Un 40 por ciento de los enfermos de cáncer de hígado pueden beneficiarse de un tratamiento potencialmente curativo al ser detectado el tumor en una fase temprana. Así se ha pone de manifiesto en el curso de actualización de patología difestiva del Hospital de Navarra.

El diagnóstico precoz de este cáncer de higado permite aplicar tratamientos con fin curativo, como el trasplante o la resección, fundamentalmente, que pueden salvar vidas. Por este motivo, desde el Servicio de Digestivo de este Hospital se han puesto en marcha programas de cribado en la cirrosis, para intentar un diagnóstico temprano del tumor, consiguiendo que en torno a un 40% de los pacientes con esta patología se beneficien de un tratamiento potencialmente curativo.

La prevención del cáncer colorrectal es la segunda cuestión que abordará el curso de actualización, que se celebrará entre hoy y mañana ante 110 asistentes, médicos especialistas y de atención primaria, informaron hoy Antonio Merino, director-gerente del Hospital de Navarra, Fernando Borda, jefe del Servicio de Digestivo y José Manuel Zozaya, jefe de la Sección de Digestivo.

El hepatocarcinoma o carcinoma hepatocelular (CHC) ocupa el tercer lugar entre las causas de muerte por tumores a escala mundial. Seasienta generalmente sobre hígados cirróticos, constituyendo frecuentemente la causa de muerte de estos pacientes.

Para el éxito de los programas de cribado y la detección precoz del tumor se considera capital un seguimiento periódico de los pacientes cirróticos, a fin de realizar ecografía y analítica que incluya la determinación del marcador tumoral específico de este tumor, denominado alfa-feto-proteína. Estos programas pueden llevarse conjuntamente entre atención primaria y medicina especializada.

En el curso se ha programado una puesta al día en los programas de cribado, los tratamientos curativos actuales, así como los posibles tratamientos paliativos y se prestará especial atención al tratamiento mediante trasplante, así como a los tratamientos mediante resección, ablación y quimioembolización. También se abordarán otras terapéuticas emergentes aplicables al caso, como la terapia génica.

GUÍA DE ACTUACIÓN

Las guías de práctica clínica se definen como el conjunto de recomendaciones desarrolladas de manera sistemática con el objetivo de guiar a los profesionales de la medicina y a los pacientes en el proceso de la toma de decisiones sobre qué intervenciones sanitarias son más adecuadas en el abordaje de una situación clínica específica. El propósito de dichas guías es hacer unas recomendaciones concretas para influir en la práctica clínica.

En este curso se presentará la guía de práctica clínica sobre «Prevención del cáncer colorrectal», que ha sido elaborado por la Asociación Española de Gastroenterología y la Sociedad Española de Medicina de Familia. La guía pretende dar unos consejos prácticos y concretos acerca de cómo actuar sobre distintos aspectos de la prevención del cáncer de colon y recto.

A lo largo del curso se detallarán las posibilidades de actuación en los pacientes que presenten síntomas de sospecha de cáncer colorrectal, posibilidades de detección precoz mediante cribado de pacientes asintomáticos, que puedan tener riesgo de desarrollar cáncer de colon. También se detalla la actuación a seguir en los enfermos que ya han sido diagnosticados de pólipos de colon o de enfermedad inflamatoria intestinal.