.

BILBAO, 25 (EUROPA PRESs)

El VIII Congreso Nacional de Psiquiatría congregará entre el 27 y el 30 de octubre en el Palacio Euskalduna de Bilbao a cerca de 2.000 especialistas, todos ellos relacionados con la psiquiatría y la salud mental.

Se trata de, aproximadamente, la mitad de los profesionales que se dedican en todo el Estado a este tipo de patologías y entre los expertos que acudirán se encuentran Enrique Baca, Manfred Ackenheil, Mauricio Tohen, Jerónimo Sáiz, Edouard Vieta o Luis Rojas Marcos, entre otros.

Además de los psiquiatras adscritos a la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, organizadora del evento, el congreso contará con expertos procedentes EE.UU., Argentina, Colombia, Venezuela, Guatemala, Reino Unido, Francia, Suiza, Alemania y Holanda, entre otros.

El congreso abordará temas de actualidad como el bullyng, las secuelas de los atentados del 11-M, la violencia familiar, los trastornos de la alimentación, la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la psicopatología asociada al consumo de cannabis, la vinculación entre el arte y la psicopatología o la posible relación entre la creatividad y los suicidios, entre otros aspectos.

Un concierto a cargo del pianista Joaquín Achúcarro y una cena de ponentes, que tendrá lugar en el atrio del Museo Guggenheim, serán los actos de presentación del congreso, que cuenta con tres sesiones plenarias, 52 simposios -30 de ellos oficiales, 14 propuestos por la industria farmacéutica y 8 por sociedades científicas invitadas-, 14 presentaciones especiales y 4 mesas de debate, entre las que destacan asuntos como «violencia y psiquiatría», el Alzheimer o los visados de la administración para determinados medicamentos. Las casas comerciales dispondrán además de 20 stands informativos.

Asimismo, se han dispuesto 610 comunicaciones, todas ellas en formato de póster y se han arbitrado tres sesiones de discusión. En esta edición, a diferencia de las anteriores, las comunicaciones a través de los póster podrán presentarse en un soporte informático y podrán ser consultadas a través de la página web del propio congreso durante tres meses. Además, habrá un aula de información médica, consistente en la realización de seis módulos diarios de libre acceso para los congresistas dedicados a la introducción a la informática médica.