.

MURCIA, 27 (EUROPA PRESS)

El psiquiatra y profesor de la Universidad de Nueva York, Luis Rojas Marcos, que participará hoy en el programa «La vida es cambio. El cambio es vida» organizado por la Fundación «la Caixa», asegura que «viven mejor las personas mayores que conviven con familiares y lo hacen en un núcleo urbano».

Rojas Marcos insistió en que «en España las personas mayores viven mejor, ya que es un colectivo que convive con sus familiares y mucho mejor en un núcleo urbano» y añadió que «además de ser más accesible la relación con los demás, en la ciudad se dispone de más servicios para lograr su satisfacción persona».

Sin embargo, «el modelo importado de los EE.UU de aglutinar a las personas mayores fuera del núcleo familiar, en urbanizaciones hechas para ellos específicamente, no es bueno, ya que tienen menos posibilidades de convivir con gente de distinta edad, algo que enriquece positivamente a las personas mayores».

Rojas Marcos comentó que «el ser humano está sometido constantemente a cambios, unos bueno y otros no tanto, y tiene que ser capaz de adaptarse a este tipo de cambios que no suelen ser fáciles».

Para ello, hay ciertas pautas o consejos que ayudan a las personas a adaptarse como puede ser la actividad física, la espiritualidad, o ser comunicativo, entre otros. Este último factor, según Rojas Marcos «es muy común en España, ya que las personas de esta nacionalidad hablan mucho y por eso tienen mayor longevidad y mejor calidad de vida».

Por otra parte, Marcos Rojas explicó, tal y como muestra en su libro «Nuestra incierta vida normal», que «actualmente vivimos en un clima de incertidumbre ante nuevas violencias, como el terrorismo; nuevas enfermedades que no podemos controlar y ante una gran inestabilidad económica que hace que los seres humanos no estemos seguros de lo que va a pasar y vivamos con inquietud».

Luis Rojas Marcos nació en Sevilla en 1943, emigró en 1968 a Nueva York donde reside desde entonces y se dedica a la medicina, la psiquiatría y la salud pública. En 1992 fue nombrado jefe de los Servicios de Salud Mental, Alcoholismo y Drogodependencias de la ciudad de los rascacielos.

Desde 1995 hasta febrero de 2002 dirigió el Sistema de Sanidad y Hospitales Públicos neoyorkinos. Es Catedrático de Psiquiatría de New York University y miembro de la Academia de Medicina de Nueva York.

Entre sus obras destacan «La ciudad y sus desafíos»; «La pareja rota»; «Las semillas de la violencia», Premio Espasa Ensayo; «Nuestra felicidad» y «Más allá del 11 de septiembre». Acaba de publicar «Nuestra incierta vida normal», editado por Aguilar.

PROGRAMA «LA VIDA ES CAMBIO. EL CAMBIO ES VIDA».

Este ciclo de conferencias que comienza hoy está dentro del programa «La vida es cambio. El cambio es vida», que analiza, desde los ámbitos neurológicos, psicológicos y sociológicos, cómo influyen los cambios en la vida de las personas y cuáles son las actitudes que favorecen la adaptación de los mismos.

La actitud ante estos cambios pueden convertirlos en algo difícil de asimilar o, por el contrario, pueden resultar un buen ejercicio de superación y crecimiento personal. En muchos casos, las personas mayores pueden ser más sensibles ante estas situaciones.

Entre los temas que se van a debatir destaca la espiritualidad, la sexualidad, la autoestima y la imagen, con el fin de conocer nuevos métodos que les ayuden a conseguir un mejor estado de salud, una mayor autoestima y satisfacción personal, potenciar su aspecto físico o mantener la mente activa y estimulada.

TRES CIBERAULAS EN LA REGIÓN.

La coordinadora del programa del CentroCaixa de Murcia, Montse Caminal, indicó que la Fundación desarrolla también sus actividades dirigidas a las personas mayores en tres centros conveniados con el Ayuntamiento de Ceutí, la Asociación Cultural de Mayores y Jubilados «Salzillo» de Murcia capital y el Centro Social «Las Morenicas» de Cieza.

Estos convenios de colaboración tienen una vigencia hasta 2007 y la inversión total de la entidad ascenderá a unos 327.000 euros. Así, la Fundación ha instalado tres ciberaulas en el Hogar para Personas Mayores de Ceutí, en la a Asociación Cultural de Mayores y Jubilados «Salzillo» de Murcia capital y el Centro Social «Las Morenicas» de Cieza, por las que han pasado unos 333 mayores y se han organizado 421 cursos.